fbnoscript
1 de junio de 2020

Diario Popular aprovecha la cuarentena y profundiza el ataque a sus trabajadores

Por
Sebastián Rodriguez y Luis Altamirano Lista Naranja Gráfica

La patronal del Diario Popular arrastra una deuda salarial desde el 2018. Los trabajadores gráficos, prensa y del sector web denuncian que además vienen cobrando en cuotas y no les hacen los aportes desde septiembre del año pasado.

La semana pasada, una asamblea de gráficos se plantó hasta que la patronal pague el 50% del salario del mes de mayo que adeudaba. En algunos casos la deuda es mayor porque un sector cobró solo el 25% del salario. El Ministerio de Trabajo dictó conciliación obligatoria y los trabajadores retomaron las tareas. La patronal no desembolsó ni un centavo. Solo puso fecha probable de cobro para la siguiente semana.

El pasado viernes 29, la gerencia anunció que no iba a saldar la deuda ni tenía cronograma de pago para ofrecer. Los trabajadores en consulta virtual, por la limitación que produce la cuarentena y por no tener dinero para viajar en algunos casos, decidieron postergar la resolución de una medida de fuerza y esperar a la semana siguiente frente a una nueva promesa de la patronal: “pagar la semana que viene, cuando entre dinero de la publicidad”.

Los trabajadores realizaron una denuncia pública por las redes. La denuncia implica a la patronal pero también al Ministerio de Trabajo que no ofrece ninguna respuesta ni abre un canal de negociación. En la misma interpelan al poder político, tanto al gobernador bonaerense Axel Kicillof como al presidente Alberto Fernández, que permiten que todo esto suceda delante de sus narices y utilizando fondos del Estado. Hay que destacar que además de la pauta publicitaria, la empresa fue beneficiada por el programa de subsidios ATP y la postergación o reducción de las cargas sociales.

La actividad del diario, desde un primer momento, fue exceptuada del aislamiento preventivo y obligatorio. La patronal nunca garantizó los elementos de seguridad e higiene necesarios. Incluso implementó un mecanismo de suspensiones. El diario es de tirada nacional, se ubica tercero entre los más vendidos y es parte de un holding más amplio vinculado a la actividad periodística/comunicacional.

Está pautada para el próximo miércoles una nueva asamblea cuando finalice la conciliación obligatoria. Advertimos a los trabajadores sobre posibles maniobras dilatorias de desgaste por parte de la patronal y el ministerio. Está instalada la necesidad de un paro hasta el cobro de la deuda salarial. El ataque patronal impone la necesidad de realizar una asamblea general conjunta de todos los trabajadores del diario, sin distinción de gremios ni actividades, que resuelva medidas en defensa del salario.

Desde la lista Naranja Gráfica nos solidarizamos con el reclamo de los trabajadores de Diario Popular y nos pronunciamos por el inmediato pago de salarios adeudados (porcentaje de mayo, horas extras y vacaciones), no a la rebaja salarial, ningún despido, elementos de protección, higiene y seguridad.

Popular es un botón de muestra de la situación del gremio. Reclamamos al sindicato gráfico un urgente plenario de delegados, tomando todas las precauciones sanitarias necesarias, para discutir que iniciativas tomamos los trabajadores frente a un cuadro generalizado de ataque al salario, a las condiciones laborales y puestos de trabajo.

 

 

En esta nota:

Compartir