fbnoscript
26 de julio de 2007 | #1002

Las esposas de los marineros

"Defendemos lo nuestro"
Por Corresponsal

Nosotras somos un grupo de esposas de marineros, que desde el corazón hicimos una carta a los señores empresarios para pedirles que destraben el conflicto.

Al no haber ninguna respuesta y sentirnos defraudadas y ante los hechos sucedidos y el haber quedado nuestros maridos ante la sociedad rotulados como vándalos, le pedimos a los señores comerciantes que no tengan miedo. Sus negocios no van a ser saqueados ni destrozados por los marineros y sus familias. Son hombres de trabajo que están defendiendo lo que es suyo y es para bien de todos, no solamente se beneficia el marinero sino también todos los que vienen detrás.

Ellos defienden lo que hace años se viene reclamando, esto no es de hace 20 días atrás.

Esta furia que se desencadenó el día viernes es producto del manoseo de tantos años por las empresas que hacen oídos sordos ante el reclamo de los trabajadores del mar.

Hoy todos hablan del marinero como vándalo, pero no se acuerdan de años anteriores, cuando el marinero se iba a navegar y al final de marea no tenía nada para cobrar. Nosotras sí nos acordamos porque lo vivimos en carne propia.

Puerto Deseado vive del marinero. Se le debe respeto, no es gente ignorante como algunos empresarios piensan.

Los humillan arriba de un barco, y también los empleados de las empresas que piensan que porque están detrás de un escritorio, son más que ellos.

Gracias a los marineros tienen trabajo. Gracias a los marineros los empresarios viven como viven.

Exportan en euros millones de toneladas de langostinos, y a los hombres de mar le dan migajas. Son ellos los que ponen y arriesgan sus vidas, se sufre mucho y en silencio. Solamente lo saben ellos y sus familias.

Hay que pensar que tienen 6 meses de zafras y 6 meses de veda. Los empresarios no piensan en su gente, piensan en llenarse los bolsillos. Encima se dan el lujo de decir que les pagan 14.000 pesos mensuales y no se acuerdan del descuento al sacrificio, al trabajo, el descuento al impuesto a la ganancia, de 2.500 a 6.000 pesos.

Hoy sólo se habla de las pérdidas millonarias de las empresas. Pero nadie dice de todos estos años de la depredación de nuestro recurso y ahora con mayor razón porque han subido a los barcos gente no especializada y están tirando langostinos al mar.

Sociedad de Puerto Deseado, en este conflicto hay muchos culpables. Los representantes del SOMU central, por firmar un convenio a espaldas de los trabajadores y destituir a nuestros representantes.

La mayor responsabilidad la tienen nuestras autoridades locales (nos preguntamos: ¿el señor Intendente sigue de gira?) y las autoridades provinciales que nos dieron la espalda, haciendo oídos sordos, y minimizaron el conflicto.

Entonces, sociedad de Puerto Deseado, acompañemos a nuestra gente de mar. No le demos la espalda. No son delincuentes, ni ‘negros’ como los están llamando hoy los empresarios y gobernantes. Solamente reclaman lo suyo, su esfuerzo y sacrificio.

A partir de ahora nos van a escuchar todos. Que no vuelva a suceder lo del 20 de julio. Defendamos lo nuestro. Los empresarios van a querer que la sociedad se enfrente entre sí. No les demos el gusto.

Esposas de Marineros de Puerto Deseado

Puerto Deseado, 23/7

En esta nota:

Compartir