fbnoscript
2 de agosto de 2007 | #1003

Puerto Deseado arrancó la suba del mínimo no imponible


Por segunda vez en el año, Kirchner tuvo que aumentar el mínimo no imponible de Ganancias. En marzo, lo subió bajo la presión de los paros de los petroleros y para destrabar las paritarias, porque de lo contrario una gran parte de los mayores salarios irían al fisco y no al trabajador. Ahora es por la huelga de los pesqueros y porque el impuesto estaba anulando los aumentos de salarios de las paritarias ya firmadas. De esta manera, lejos de ser una iniciativa oficial de “inclusión social”, como dijo el ministro Tomada, el aumento del mínimo no imponible significa que el gobierno ha sido doblegado por la lucha obrera.

El proyecto kirchnerista lleva el mínimo no imponible del soltero a 3.346 pesos y el del casado a 4.577 pesos. De esta manera, vuelve a los valores reales de 2001. Además, anula la ‘tablita de Machinea’ hasta los que ganan 7.000 pesos por mes, también reestableciendo los valores reales que tenía esa tablita en 2001.

Por estas razones, Machinea dijo correctamente que “recién ahora se vuelve a la presión tributaria que nosotros habíamos impuesto. Durante todo este tiempo se cobró más impuesto que lo que nosotros habíamos aplicado” (Clarín, 29/7).

Al mismo tiempo, se mantienen sin cambios las mayores alícuotas creadas por Machinea. “La escala más baja, antes de Machinea, era del 6%. Se elevó al 9%, que sigue en la actualidad” (Clarín, 25/7). También se mantienen sin cambios los valores a partir de los cuales se aplican esas alícuotas.

Lo que se logró entonces es eliminar la mayor confiscación impositiva de Ganancias sobre el salario que aplicó primero Duhalde y luego Kirchner desde 2002, pero no la de Machinea. Eso se ve en un ejemplo simple: en 2001 unos 200.000 trabajadores estaban alcanzados por Ganancias y ahora Economía reconoce que lo pagan 800.000, con un poder adquisitivo similar. O sea, ganando lo mismo que en el momento culminante de la crisis, hoy los trabajadores pagan más por este impuesto, lo que significa que ganan menos. Y no se desmanteló la tablita de Machinea que ahora rige plenamente como fue diseñada por su autor.

Por todas estas razones, con estos cambios, nuevamente los 200.000 trabajadores que pagaban Ganancias en 2001 lo seguirán haciendo con la misma presión tributaria que tenían entonces, con Machinea-Cavallo.

Hacia adelante, el ajuste del mínimo no imponible no es automático. Esto significa que a medida que se vayan obteniendo mejoras salariales, más trabajadores volverán a quedar comprendidos en el impuesto y los que sigan pagando, pagarán más.

Por eso, el PO propone:

• Eliminar el salario y las jubilaciones del cálculo para el Impuesto a las Ganancias.

• Eliminación del IVA a los bienes que componen la canasta familiar.

• Impuesto a las rentas financieras, intereses, a la compra-venta de acciones, bonos y empresas.

En esta nota:

Compartir