fbnoscript
2 de agosto de 2007 | #1003

Puerto Deseado

Provocación patronal para romper una lucha heroica


A un mes del comienzo del conflicto de los marineros de Puerto Deseado, la oferta de las patronales para "cerrar el conflicto" y "llegar a la paz social" es una invitación a una nueva pueblada.

Los marineros repudian el convenio firmado por los dirigentes nacionales del SOMU y reclaman la derogación del impuesto al salario. La lucha ha paralizado por completo la pesca de langostinos.

La intransigencia de las empresas llega a tales extremos que el gobernador Peralta se ha visto obligada a amenazarlas por los medios con la quita de los permisos de pesca. Se trata de un manotazo de ahogado para poder sentarlas a discutir el conflicto y de una pirueta para ganarse la confianza de los marineros.

Las negociaciones en Río Gallegos entre la patronal, el gobernador y los delegados combativos de los marineros de Deseado se interrumpieron. La patronal abandonó la mesa. Luego de dos días sin aparecer vino con su “última oferta”: 200 pesos en negro como adicional por zona desfavorable, que sólo se pagaría a los marineros con residencia comprobable en la provincia.

Como después del conflicto con los petroleros y de la UOCRA de Las Heras del año pasado, la lucha de los marineros de Puerto Deseado obligó al gobierno a retocar la “tablita” del impuesto a los salarios. Las patronales, en el colmo del caradurismo, pretenden computar esa (futura) rebaja del impuesto a los salarios... como un aumento de los salarios otorgado por las empresas. No es una ‘medida progresiva’ del gobierno; menos una dádiva de las patronales. Es una conquista de los marineros, con más de un mes de piquetes y movilizaciones.

Cuando la propuesta de la patronal fue leída en el piquete causó una enorme indignación. Algunos marineros recordaron la oferta de 50 pesos hecha por el gobierno provincial a los docentes. Y también recordaron que esos 50 pesos eran, también, la “última oferta”.

Luego de la reunión fracasada, los delegados están volviendo a Puerto Deseado desde Río Gallegos para discutir con los compañeros cómo enfrentar la provocación patronal. La Secretaría de Trabajo provincial afirma que es “lo mejor” que se puede conseguir. Peralta cerró el pico. Y el Intendente González que sigue de gira, ahora en Río Gallegos, ya blanqueó su defensa de las empresas. La Gendarmería, apostada en Las Heras luego de la lucha de los petroleros, ha sido movilizada a Deseado ante otra lucha obrera. Si le faltaban pruebas a la población para ver que no están para garantizar la seguridad de nadie excepto de las empresas contra sus trabajadores, se acabaron.

La cámara de comercio de Deseado lanzó una campaña de prensa para instalar la idea de una “crisis terminal”, pedir subsidios y rescates varios para sus negocios. Pero todos los vecinos ven a la crema de la conducción empresarial local jugándose cientos de pesos por noche en el casino.

Y la conducción del AGOMU (Asociación Gremial de Obreros Marítimos Unidos) provincial saca solicitadas desde Caleta pidiendo represión, rescate a las empresas y pegándole por derecha a Peralta.

Defender a los marineros

Está planteada una campaña de apoyos a los marineros de Deseado.

En primer lugar de la mesa de gremios de la ciudad y del pueblo de Deseado. Luego de los gremios provinciales y nacionales.

Que las fuerzas políticas pongan blanco sobre negro cuál es su posición.

O están con los marineros y los reclamos de los trabajadores, o están de la vereda de enfrente con los que se roban el recurso y los políticos del Frente que los apañan y con la Gendarmería.

No hay término medio. No hay espacio para lamentarse por el supuesto "caos" en la ciudad, como dijo Dino Zaffrani, el candidato de la “nueva izquierda”.

El FUT Partido Obrero se pone a disposición de la lucha en curso. 

Por una campaña de solidaridad con el reclamo y una movilización en apoyo a los marineros.
Basta de provocaciones patronales amparadas por el gobierno provincial.
Que el convenio lo discutan con los representantes genuinos de los trabajadores de Deseado, aumento real en blanco y al básico.
Las fuerzas políticas de la provincia deben hacer público de que lado están. El FUT Partido Obrero seguirá haciendo honor a su historia política en la provincia y en el país como un partido de los trabajadores.

Viva la lucha de los marineros de Puerto Deseado.
Eliminación del Impuesto al Salario.
Fuera el Intendente González y el Diputado Marsicano.
Por un paro provincial que garantice el triunfo de los marineros.

En esta nota:

Compartir