fbnoscript
30 de agosto de 2007 | #1007

Orán: Gran huelga de los municipales autoconvocados

Ha finalizado la huelga de los municipales autoconvocados de Orán. Había comenzado en la madrugada del jueves 23 en la madrugada; es el tercero en los dos últimos años, después de que el intendente Barberá gobernara casi 20 años sin que le paren los municipales.

El reclamo que levantaban los trabajadores era un aumento de 500 pesos al básico, la recategorización de todos los trabajadores, y contratos para los más de 200 trabajadores en negro, los llamados changarines, que cobran 1,75 peso por hora.

A diferencia de los anteriores, este paro contó con la adhesión de los camioneros, por lo que no se ha prestado hasta el momento ningún servicio. La medida alcanza al 80% de los trabajadores con un acatamiento del 100% en el sector de servicios (barrido, alumbrado público, recolección de residuos, bacheo, etc.)

El gobierno intentó por todos los medios quebrar la huelga y dividir a los trabajadores. No reconoció a los autoconvocados e hizo una oferta ridícula. Los autoconvocados rechazaron la oferta y siguen la lucha.

La huelga es muy consistente y todas las maniobras se fueron desbaratando, incluidas las de la burocracia sindical del Soem que finalmente tuvo que adherir a la medida.

Por asamblea se estableció que el petitorio es el de los autoconvocados y que todo el mundo debe someterse a las resoluciones de las asambleas.

La oposición trucha... ausente

Los concejales del frente PRS-PV brillan por su ausencia en medio de la huelga. Es que su candidato a diputado, Antonio Hucena, fue funcionario de Barberá hasta hace muy poco tiempo. Hucena, además, fue el director de la represión en las huelgas anteriores y el que provocaba a los municipales con sus declaraciones públicas. Es una especie de Varizat oranense. El frente PRS-PV especula con llegar a la intendencia en las próximas elecciones; no quiere hacerlo con una conquista salarial y mucho menos con un movimiento municipal organizado.

Un pequeño paso adelante

El gobierno finalmente tuvo que reconocer a los municipales autoconvocados como representación de los trabajadores en lucha. Ofreció un aumento inmediato de 100 pesos (de los cuales la mitad van al básico) y un aumento de 4 pesos por día más 10 pesos por semana a los changarines. Dieciocho changarines serán contratados.

La oferta se puso a consideración de una masiva asamblea. Por una diferencia de cuatro votos, la asamblea decidió suspender la medida. Todos los delegados votaron por la continuidad de la misma.

A pesar de que lo obtenido está muy por debajo del reclamo original, los autoconvocados han obtenido una conquista política al hacer que el intendente los reconozca como genuinos representantes de los trabajadores en lucha.

Compartir

Comentarios