fbnoscript
13 de septiembre de 2007 | #1009

9 de Oro (Granadero Baigorria)

Por el salario y la antigüedad
Por Corresponsal

En septiembre se cobrará la última parte del aumento salarial para los trabajadores confiteros y pasteleros; se completará así un 20% que comenzó a pagarse en abril. Es decir que han “solucionado” el problema de los bajos sueldos con 235 pesos divididos en dos cuotas a lo largo de todo 2007. Mientras tanto, la inflación ha reducido a la nada el insignificante “aumento”.

Molino Cañuelas es una empresa que se ha visto beneficiada con el “modelo exportador”. Se puede ver cómo avanzan las construcciones y compra de maquinarias, mientras que los trabajadores hacen piruetas para llegar a fin de mes. A pesar de que la canasta familiar está en 2.400 pesos, la patronal y la burocracia presentan los 1.413 pesos que van a cobrar los trabajadores pasteleros en octubre como un “gran logro”.

A esto hay que agregarle que los obreros pertenecientes al convenio de la rama confiteros y pasteleros cobran un porcentaje muy bajo por antigüedad (0,4% del sueldo por año de servicio prestado). Un obrero con diez años de antigüedad en la categoría más baja cobra apenas 51 pesos por ese concepto. El premio a la producción varía de 40 a 70 pesos; es algo ridículo si se considera que una de las líneas de producción pasó de 800 kilos por hora (en 1998) a 1.500 kilos en la actualidad. Es necesario el aumento del escalafón por antigüedad al 2% por año y la inclusión de todos los premios en el básico.

Es necesario entonces que ya planteemos un aumento que lleve el salario al nivel de la canasta básica familiar. Que se convoque a asamblea en cada lugar de trabajo. Por paritarios elegidos en asambleas, que lleven y respeten los mandatos que voten los trabajadores. Por la constitución de agrupaciones obreras independientes.

Compartir

Comentarios