fbnoscript
10 de octubre de 2007 | #1013

Rosario: La gran lucha de los repositores de La Serenísima

¡Por 2.000 pesos para todos los mercantiles!

La huelga de los repositores de La Serenísima va a cumplir dos meses. Reclaman el pase al convenio lechero (actualmente están en comercio), que significaría un aumento salarial de mil pesos para los repositores. El reclamo implica el traspaso de los repositores, los preventistas y los vendedores al convenio lechero.

Se estableció un piquete a la planta central de Mastellone en Rosario. En el curso de la lucha, se dieron importantes jornadas de piquetes y protestas, en la Secretaría de Trabajo y en las puertas del supermercado Coto. Por más de un mes, La Serenísima desapareció de las góndolas y de los comercios.

Maniobras

El sindicato lechero, Atilra, y la empresa han llegado a un principio de acuerdo hace unos veinte días. La empresa pasaría al convenio lechero a todos los trabajadores relacionados con la industria. La burocracia aceptaría una modificación del convenio, por la cual el trabajo dominical de estos compañeros no sería abonado al 200% (como ocurre en el resto de la industria lechera).

Esto profundizó el conflicto. Los repositores, que se encuentran sin cobrar el sueldo, han decidido continuar la medida de fuerza.

La empresa ha salido a cargar todos los camiones en una planta cercana (no descarga en la de Rosario, lo que significa un golpe durísimo para la lucha). Para los repositores sólo hay dos posibilidades: el bloqueo de la otra planta o la convocatoria al paro general en Atilra Rosario, que obligue a los camioneros del sector a no trasladar los alimentos.

Gatopardo

Atilra y los repositores enfrentan el carnereo de la Asociación de Empleados de Comercio. Hace unos 30 días, su secretario gremial, Carlos Ghioldi, apoyó públicamente la lucha de los repositores. No pasó de una declaración. Pero también los mercantiles queremos 2.000 pesos de salario. Ghioldi ni siquiera se acercó a los piquetes en las puertas de los Coto para apoyar a los compañeros. Los delegados de Resistencia Mercantil hemos sido los únicos en apoyar esta lucha.

Mercantiles

La lucha de La Serenísima pone al desnudo la miseria salarial de los mercantiles.

La victoria de los repositores no va a resolver la cuestión de los salarios de miseria de los mercantiles. Cuando Ghioldi salió públicamente a apoyar a los lecheros, se olvidó de que él es el secretario gremial de los mercantiles. Los mercantiles tenemos el peor salario, el peor convenio del país y las peores condiciones de trabajo de todo el movimiento obrero.

Plan de lucha de todos

Desde Resistencia Mercantil, hemos salido públicamente a apoyar la lucha de los compañeros. Los hemos acompañado en la carpa y en los piquetes en la puerta del Coto. Exigimos a nuestro sindicato la solidaridad efectiva, de lucha, con los compañeros, haciendo parar a cada supermercado que quiera hacer reponer a los mercantiles el producto que sólo pueden reponer los compañeros en huelga. Pero, además, le reclamamos a Ghioldi que convoque a asambleas para luchar por un salario de 2.000 pesos.

Compartir

Comentarios