fbnoscript
28 de abril de 2005 | #897

Trabajadores de la salud

Una huelga heroica conmueve a Neuquén

Por Cristian
Los trabajadores de la salud de Neuquén han entrado en la fase más crítica de su lucha. Ya superando los 50 paros, a los trabajadores del Hospital Castro Rendón (el más grande de Neuquén) y de los demás hospitales de la ciudad, se sumaron los hospitales y centros de salud del conjunto de la provincia, llegando a ser a esta altura una huelga general hospitalaria.
 
El ataque gubernamental
 
Esta huelga ha puesto en jaque al gobierno de Sobisch, que salió con los tapones de punta a atacar a los trabajadores: declaraciones públicas del propio gobernador “llamando a la reflexión y acusando” con amenazas como: “no dejen a los enfermos en la calle” o que “(los dirigentes sindicales) están esperando construir un muerto en la provincia”, etc., etc. (Río Negro, 19/4); pintadas y volantes atacando a la cúpula de ATE y a dirigentes de la huelga (sobre todo a los combativos compañeros del Hospital Castro Rendón); denuncias constantes en los medios de comunicación televisivos, radiales y gráficos; más la “denuncia penal" contra más de veinte personas y gremialistas, “quienes presuntamente incurrieron en los delitos de abandono de personas, incumplimiento de los deberes de funcionario público e instigación a cometer delito” (cita judicial extraída de La mañana del Neuquén, 16/4).
 
La respuesta de los trabajadores
 
Todo este ataque a la lucha de los trabajadores de la salud pone al descubierto la fortaleza de los compañeros que están en huelga y la debilidad del gobierno en su política de terminar con las luchas sociales. Pues dictó una conciliación obligatoria que los compañeros no acataron, porque significaba levantar las medidas por nada, y en contrapartida ratificaron el paro, sumándose más hospitales a la huelga.
 
Una nueva maniobra... y otra vez la respuesta obrera
 
El gobierno trató de descomprimir la protesta con una “oferta” de recategorización y luego con una nueva propuesta de sumar a la masa salarial 10 millones de pesos que irían (en su mayor parte) a distribuir entre los propios trabajadores, tratando así de dividir a los compañeros. La respuesta fue la profundización de las medidas de fuerza: “Alto acatamiento en Chos Malal”, “Servicio mínimo en San Martín”, "Hubo otra marcha en Plaza Huincul y hoy hacen festival en Cutral Co" (Río Negro, 23/4). Esto, después de que “Chos Malal... con disparos al aire la Policía logró dispersar a los trabajadores de la salud que ayer habían cortado la ruta nacional 40... donde prendieron neumáticos...”, que “los agentes de salud de esta ciudad (Zapala) volvieron a cortar la ruta nacional 22 en reclamo de aumento salarial y mejores condiciones laborales”, y que ”en San Martín suspendán la atención rural y vacunaciones... (porque)... los trabajadores del Hospital Ramón Carrillo profundizaron las medidas de fuerza, en demanda de mejoras salariales” (Río Negro, 19/4).
 
La lucha de los trabajadores de la salud pone sobre el tapete la posibilidad de llevar adelante una huelga por el salario. La necesidad de confluir todos los trabajadores estatales y docentes en una huelga salarial se hace cada día más prioritaria, pues todos, empezando por el salario, tenemos reivindicaciones pendientes. Apoyemos a los compañeros de la salud sumándonos con nuestra propia fuerza a las calles.

Compartir

Comentarios