12/08/2021
ceramistas

A instancias de Patricia Jure, la Legislatura se pronunció contra el remate de Cerámica Neuquén

Un aporte a la lucha contra el remate y el desalojo.

El proyecto presentado por la compañera Patricia Jure (diputada FIT-PO) en defensa de la Cerámica Neuquén, contra el intento de remate y desalojo, logró despacho unánime en la Comisión de Trabajo y la aprobación definitiva en la sesión de la Legislatura. Es un punto de apoyo ante una nueva amenaza que puso en alerta y movilización a todas las organizaciones que defendemos la lucha de las y los ceramistas.

Hace 6 años el patrón Villafranca intentó vaciar la fábrica y dejar en la calle a los obreros y obreras. Historia repetida de empresarios que reciben tierras, subsidios a la energía, créditos baratos para renovación tecnológica que no devuelven y hasta rebajas o condonaciones impositivas.

Entonces las y los obreros ocuparon la fábrica y retomaron la producción bajo gestión obrera cooperativa.
En los 6 años que siguieron, fueron varios los intentos de desalojo para la tasación y remate.

 

En 2020 se había llegado a un preacuerdo de partes, contemplando el derecho a la indemnización de una parte de los obreros y a la continuidad laboral de quienes sostienen la gestión cooperativa. Sin embargo la noticia de un intento de remate (ahora virtual) y tareas de espionaje para un posterior desalojo, advertían de la decisión del gobierno de Gutiérrez de ir a un ataque directo sobre las y los obreros.
El 26 de julio una gran movilización desde la fábrica hasta la Legislatura y Juzgado laboral 1, coincidió con el inicio del tratamiento del proyecto, donde fueron convocados los representantes obreros. Posteriormente Jure propuso una recorrida por la fábrica, para llegar hoy al despacho que se votó favorablemente.
Asimismo, el juez Cosentino confirmó la convocatoria a una nueva audiencia para el 20 de agosto próximo. Que aunque sea virtual, propone la posibilidad de sostener los reclamos obreros en la calle.

Enfrentamos este round para ir por la pelea de fondo: la expropiación sin pago y la estatización de toda la industria ceramista bajo control obrero. Puesta al servicio de la obra pública pendiente, como son las ochenta mil viviendas, escuelas y hospitales.

El Partido Obrero y el Polo Obrero, dispuestos a jugarse por el triunfo ceramista.
No al remate. ¡Ningún desalojo!

También te puede interesar:

La burocracia de Uatre negocia con el gobierno y la patronal frutícola sin asambleas ni plan de lucha.
Fin de las concesiones, ¿abre un nuevo negociado?
Indicadores sociales y económicos desmienten el relato oficial.