19/08/2020

Alerta empleados de comercio: la patronal presentó su proyecto de ajuste

Abajo la reforma laboral de Cavalieri y la Cámara de Comercio.

Dos días después de que Lavagna planteara la necesidad de avanzar con la reforma laboral, la Cámara Argentina de Comercio (CAC) le presentó a Alberto Fernández su proyecto de reforma laboral. En un documento titulado “propuestas para la recuperación argentina” plantea introducir en el gremio de comercio el “banco de horas”, cuyo único objetivo es evitar el pago de horas extras. Plantean una jornada mensual de 180 horas a distribuirse entre cuatro y seis días semanales. De esa manera, la patronal se ahorra las horas extras del fin de semana, donde hay mayor demanda, y de las fechas previas a las fiestas, día del niño, etc. donde se dispara la facturación y la necesidad de personal. Proponen, a su vez, poder compensar horas extras por vacaciones. La “flexibilización de las vacaciones” plantea la tentativa de fraccionarlas y adecuarlas a los momentos de baja demanda. De esta manera el banco de horas consiste en no pagar horas extras y evitar suspensiones o personal trabajando en momento de baja demanda, la estacionalidad, flexibilizar la vida de los trabajadores y el derecho humano al ocio (las vacaciones) acorde a los flujos de facturación de las empresas. Bajando salarios y subiendo beneficios.

Plantean también, con la excusa de las vacaciones familiares (de diciembre a marzo), evaluar la posibilidad de avanzar a modalidad de teletrabajo, “siempre que se cumpla la tarea”, es decir, por objetivos, que es el trabajo a destajo que ya se impulsa en los call centers encuadrados en comercio.

Reclaman la devolución del 50% del IVA en electrodomésticos, y la reducción de los impuestos que pagan los patrones, entre el que se destaca el aporte patronal jubilatorio y el ingreso bruto (2% sobre la facturación). A su vez, reclaman equilibrar las cuentas estatales (cuando su reforma acentúa el desequilibrio fiscal), a través de una drástica reducción del gasto público.

En síntesis, lo que plantean es reventar la jornada de ocho horas, eliminar el pago doble por horas extra, teletrabajo y trabajo por objetivo, recorte de impuestos a los patrones, reforma jubilatoria y ajuste fiscal. Palabras más palabras menos, el planteo de Cavalieri cuando reclamó un ajuste que cueste “sangre, sudor y lágrimas de los trabajadores”.

Mientras la burocracia sindical de comercio se arrima a las patronales de la CAC, la Came (mediana empresa) y la AEA para reclamar subsidios, reforma laboral y baja de impuestos, los trabajadores por debajo vienen rebelándose contra esta entrega. Así lo atestigua la jornada de lucha que se va a realizar este miércoles 19 convocada por agrupaciones de base opositoras, los planes de luchas estructurados nacionalmente por empresa en reclamo del bono o la verdadera “guerra de guerrillas” para garantizar que se implementen los protocolos de bioseguridad en las sucursales de supermercados. Las patronales anuncian su reforma laboral mientras presionan para abrir la totalidad de los comercios. Mientras tanto los trabajadores se agitan por el reclamo de paritarias (vencidas desde abril) y las agrupaciones opositoras preparamos un plenario autoconvocado este sábado 22 para discutir cómo profundizar el plan de lucha y enterrar la reforma negrera de la CAC y Cavalieri.

El gremio de comercio es ampliamente el más grande del país, implica más del 10% de los trabajadores sindicalizados. La reforma de Cavalieri y la CAC es la prueba testigo de una ofensiva más general contra los trabajadores. En fetas o de conjunto, la reforma laboral no debe pasar.

También te puede interesar:

El gobierno libera precios de cientos de productos a cambio de 70 bienes etiquetados.
Paritarias de comercio, la historia se repite y crece la bronca en los trabajadores el gremio.
Concentración de trabajadores autoconvocados en las puertas de la emblemática sucursal de Belgrano.