13/12/2019

Algunas reflexiones en el día del trabajador petrolero

El balance de la agrupación Ahonikenk, de Santa Cruz
Por Corresponsal Agrupación Petrolera Ahonikenk

El 13 de diciembre se celebra el día del trabajador petrolero. A continuación, compartimos las reflexiones de los compañeros de la Agrupación Petrolera Ahonikenk de Santa Cruz.


 


En este día, desde la agrupación Ahonikenk, saludamos a todxs lxs trabajadores petrolerxs, que no sólo somos trabajadores que cada día nos exponemos a las inclemencias del tiempo, al desarraigo de nuestras familias, y hasta a perder nuestras vidas, sino que también debemos padecer la realidad a la que nos somete la burocracia sindical, para permitirle a la patronal despidos y salarios a la baja.


A comienzos de este año, los compañeros de Oil enfrentaron más de 40 despidos con asambleas, unión, solidaridad, lucha y paro, y  fue así que con este método, todos los compañeros quedaron adentro.


Luego nuestra agrupación fue parte activa, en conjunto con gremios clasistas, organizaciones,  diputados del PO y de partidos del FIT, y con una férrea defensa de los abogados defensores (en particular el Dr. Luciani), de la absolución de tres compañeros que fueron presos por más de tres meses por defender a trabajadores mediante la huelga. Esta absolución no solamente fue el triunfo de los compañeros, en contra de de la burocracia sindical que los condenó, los dejó de lado y no participó ni un solo día en esta lucha, sino que fue una victoria de toda la clase obrera, que garantiza el derecho a huelga para todos los trabajadores.


También debemos recordar que, sin mandato, ni consulta con la base, la burocracia petrolera pautó un acuerdo salarial para el año 2019 de un 28%, un acuerdo totalmente a la baja. Además, con la devaluación posterior a las Paso, ese acuerdo terminó pulverizado producto de la suba del dólar y la inflación. Y lejos de respetarse una cláusula del acuerdo para recomponer dicho salario, tuvimos un mísero 4,3%, muy lejos de poder llegar a alcanzar el 57%, que es aproximadamente la inflación pronosticada para 2019.


La burocracia de Claudio Vidal, lejos de poner en marcha una defensa de nuestros salarios, nos trae, como parte de los cursos sindicales, uno llamado "gerenciamiento de la crisis". Esto no es más que un curso de domesticación en favor de las operadoras. Como hemos dicho en otras ocasiones, las empresas energéticas son de aquellas que mayores ganancias y beneficios tuvieron y ahora nos extorsionan con despidos para que la burocracia nos venga a llorar con que la mano está mala y no podemos pedir un aumento.


Es una realidad que los  trabajadores no hemos depositado ninguna  confianza en esta burocracia que nos compra y nos vende con la misma moneda, como ocurrió con las listas a gobernador y a intendentes que promocionó con más de 100 millones extraídos de nuestros aportes y que obtuvo un resultado nulo con estas candidaturas [Vidal fue candidato a gobernador por Ser Santa Cruz, sublema del FpV-PJ]. Pero también debemos tener en cuenta que del otro lado varios compañeros luchadores depositaron confianza en José María Carambia [intendente radical de Las Heras], Omar Fernández [intendente radical de Pico Truncado] o Facundo Prades [intendente radical de Caleta Olivia], que nada hicieron por tratar de reincorporar a los compañeros despedidos y a su vez también precarizaban a los suyos.


No podemos olvidar tampoco a los compañeros desocupados que se fueron a manifestar en los yacimientos y luego de un operativo represivo los metieron presos. Pero nuevamente aquí, gracias a los familiares y a la organización de los trabajadores pudimos liberarlos en el mismo día.


Ni la burocracia sindical ni los partidos patronales  tienen en carpeta, exigir a las operadoras un plan ambiental que proteja el entorno donde viven nuestras familias y genere los puestos de trabajo necesarios para los compañeros desocupados.


El Pacto Social de Vidal con la gobernadora Alicia Kirchner, no sirvió para defender el salario y los puestos de trabajo; el mismo resultado tendrá el que nos propone la CGT con Alberto Fernández. 


Es precisamente por esto  que los trabajadores debemos mantener nuestra independencia de los distintos gobiernos; y poner en pie los métodos de la clase obrera, con deliberación a través de asambleas que voten un pliego de reclamos y elijan a los paritarios más honestos para defenderlos.


Por la reincorporación de los compañeros desocupados.


Por un aumento de salarios equivalente a la inflación que fue de 54% en 2019 con cláusula automática de actualización para que nuestros compañeros no sigan cayendo en la pobreza.


Por la vuelta a los puestos de trabajo de los compañeros delegados de la empresa San Antonio.


Por el cese de la persecución sindical a los compañeros luchadores.

En esta nota

También te puede interesar:

La petrolera registró una pérdida de 85.000 millones de pesos en el segundo trimestre del año.
Golpes a la producción hidrocarburífera y ataques al convenio colectivo de trabajo.
El acuerdo sellado, negativo para los obreros, le asegura a la burocracia petrolera el ingreso de los fondos sindicales.