04/02/1999 | 616

Asamblea general contra los despidos

Hay una gran deliberación en DIASA cuando faltan diez días para el vencimiento de la conciliación obligatoria que detuvo el despido de doce compañeros contratados. La razón es que están amenazados también centenares de compañeros efectivos.


Diasa y la UOM de Quilmes


Diasa trabaja «por cuenta y orden» de la Fiat. El contrato termina este año, sin que hasta ahora existan alternativas para la continuidad de la planta. Diasa, sin embargo, reclama subsidios, mientras prepara cesantías de efectiva y contratados, y la derogación de las condiciones salariales y laborales de la fábrica.


La UOM Quilmes ‘enfrenta’ esta ofensiva gestionando, junto a la patronal, alguna medida del tipo del «plan canje» o auto económico. A la espera de estas salidas, el Barba Gutiérrez defiende las suspensiones rotativas, los retiros voluntarios, la ‘prescindencia’ ante los despidos de contratados y de tercerizadas.


En el curso de la conciliación, la Comisión Interna informó la ya conocida pretensión patronal de despedir a trescientos trabajadores (el 50% de la fábrica) y la posible apertura de un listado de ‘retiros voluntarios’. La patronal no vacila en echar mano de parte de los recursos que ha embolsado durante años para ‘vaciar’ la fábrica, y esperar, sin costo alguno, la llegada de un nuevo contrato. Pero para los trabajadores, se trata de que los superbeneficios acumulados banquen el sostenimiento de todos los puestos de trabajo, sin reducción salarial. Este fue el planteo que los activistas inscribieron sobre las banderas y pancartas levantadas durante el paro del mes pasado: ningún despido o suspensión, reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario, efectivización de todos los contratados.


En lugar de las «reuniones por sección» que realiza la CI, es necesaria una asamblea general para votar un programa y un plan de lucha. Para reclamar a la UOM de Quilmes que rompa con la patronal y convoque a un Congreso de delegados seccional, que encabece una lucha de todo el gremio por Diasa.

En esta nota