09/06/2011 | 1180

Hospital Borda: Asamblea impone replanteo de la lucha

La Mesa Gremial del Hospital Borda (ATE-UPCN-Sutecba-AMM-AP) se vio obligada a retroceder frente a la presión de sus propias bases. La Mesa había aparecido recién a los diez días del corte de gas en el hospital, cuando un grupo de trabajadores «autoconvocados» ya habían realizado dos cortes en la entrada.

Luego de las «sesiones simbólicas» de la Comisión de Salud de la Legislatura en el hospital, un grupo de trabajadores planteamos la necesidad de convocar a una asamblea general para votar un plan de lucha. En la asamblea del lunes 6 de junio, con la presencia de más de 100 trabajadores, se impuso el voto por un paro activo de 48 horas con las siguientes características: paro y corte de la calle Carrillo, a la entrada del hospital, el jueves 9 y paro y corte en Avenida de Mayo y 9 de Julio para el viernes 10.

Si bien ATE y UPCN «fogonearon» durante todas las asambleas que era «contraproducente» cortar las calles, un nutrido grupo de trabajadores sostuvo que era el único método para «conseguir cosas». La Mesa Gremial prefirió tomar como propia la moción y no exponerse a hacer un recuento de votos.

Por último, se planteó para la próxima asamblea comenzar a discutir una nueva movilización interhospitalaria a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad y Plaza de Mayo.

La burocracia de los gremios pretendía «clausurar la temporada» de lucha invocando el voto a Filmus (o a Proyecto Sur, como el caso de ATE).

Los trabajadores torcimos su voluntad y ratificamos profundizar las medidas de lucha contra el vaciamiento hospitalario. Como señalara un trabajador: «Hacía mucho tiempo que no se los veía tan, pero tan preocupados».

La lucha que se viene desarrollando en el hospital Borda desde el corte de suministro de gas del 20 de abril ha dado un salto. Es que la situación es mucho peor que en ese momento.

Los paliativos ofrecidos por el gobierno de Macri (termotanques eléctricos, paneles térmicos) para «subsanar» las consecuencias de la falta de gas en el hospital están lejos de oficiar de una solución «temporaria», porque el problema del gas está ligado al mal estado la red eléctrica, que impide el normal funcionamiento.

Mientras tanto, y con el advenimiento de las temperaturas más bajas, comienzan a proliferar cuadros gripales masificados entre los pacientes. Pero en la asamblea del Borda se escucharon nuevas voces…

En esta nota