20/09/2007 | 1010

Así enfrentamos la represión

Hablan los representantes de Empasa

-¿Por qué se origina el conflicto?


J.: -Se originó desde el primer momento que se creó la empresa. Todos nosotros provenimos de piquetes de distintas épocas. Hubo gente que estuvo en la toma de la playa de tanques de Termap, en las rutas, gente que estuvo en las distintas agrupaciones (de desocupados). Para dar una solución, se creó una empresa, que fue Empasa, que realiza tareas en yacimientos petrolíferos. Estamos encuadrados dentro del gremio Uatre (trabajadores rurales) en una cláusula que ellos anexaron al convenio existente. Desde un primer momento reclamamos que por ser supervisados por las operadoras, que nos pagan el sueldo y trabajar dentro de los campos petroleros haciendo remediación ambiental, nos corresponde el convenio petrolero (art. 2, inc. F, del CCT petroleros). Hasta el momento nunca hemos tenido una respuesta.


F.: -Empezamos con un paro, les tomamos todas las trafic y no las dejamos salir. Nosotros llegamos a esta situación, de cortar la ruta, sin hacer presentaciones legales en la Subsecretaría de Trabajo. Se resolvió en asamblea, ya que nosotros no tenemos ningún sindicato. Nos pusieron en el convenio de rurales y ellos ni siquiera nos quieren afiliar. Entonces ya nos cansamos de buscar los métodos legales que no dieron resultado y llevan mucho tiempo. Nosotros queremos la respuesta ahora.


-¿Cómo se desató la represión?


-Gendarmería llegó la mañana del miércoles 12. Nuestro corte es solamente a todos los vehículos que trabajan para las operadoras. Ese día, la Gendarmería trajo un colectivo a la Ruta 12 y otro a la Ruta 3. No mostraron orden de desalojo. Nos dijeron que la única orden que ellos tenían era dejar pasar a todos los que trabajaban para las operadoras. Nosotros nos pusimos sobre las dos rutas, cortándolas.


En ese momento, por la Ruta 3 llegaron tres colectivos del Frente para la Victoria que iban a un acto a Río Gallegos. Se bajaron un par de punteros y empezaron a amenazar. La mayoría de las que estaban cortando la ruta eran mujeres, alrededor de 25. Empezaron a amenazar y ahí llegó Gendarmería a desalojar. Empezaron a tirar balas, gases. Empezaron a corrernos por la ruta hasta que nos volvimos a reagrupar con la gente que se había sumado del pueblo. Ya no nos tocaron y volvimos a cortar la ruta. Ahí fue cuando se llevaron preso al compañero Chanampa.


Empezamos a reclamarle a la Gendarmería que se fuera. Se sumó cada vez más gente del pueblo. Los que estaban en los colectivos se tuvieron que bajar y muchos se quedaron con nosotros. Tanta fue la presión que se hizo que Gendarmería tuvo que empezar a retroceder hasta irse de la ruta. Ahí decidimos mantener el corte hasta que liberaran al compañero que se habían llevado. El corte duró hasta la 1 de la mañana del día siguiente, no pasaba nadie excepto ambulancias.


A la tarde se hizo una marcha contra la represión. Después de la represión se habían sumado distintos sectores: docentes, municipales, petroleros (no el sindicato petrolero pero sí compañeros, que trabajan en yacimientos con otros convenios), servicios públicos y de la Fundación Olivia, AF, etc. A las 6 de la tarde se convocó la marcha con más de 3.000 personas en contra de la represión y para que liberaran al compañero. Ahí nos quedamos hasta que lo liberaron. Cuando lo soltaron empezamos a hacer cortes paulatinos, cada una hora. Los camiones y chatas petroleras siguen sin pasar porque nuestro objetivo es que no vayan los trabajadores a trabajar a los yacimientos, porque pueden tener todas las máquinas, pero si no tienen los operarios éstas no les sirven, no tienen una producción.


-Después de esto tuvieron una nueva audiencia con la empresa.


F.: -Nosotros le llevamos la propuesta de cambio de convenio y todos los beneficios que eso implica. Los representantes de las operadoras llevaron la misma propuesta de 450 pesos de aumento (300 a cuenta de futuros aumentos). Les dijimos que no, queremos el convenio. Porque eso no sólo encierra un aumento sino que es una herramienta que nosotros tenemos para defendernos de acá en más. Nosotros estamos luchando por el encuadre que nos corresponde, a toda persona que trabaja dentro de yacimientos le corresponde el convenio petrolero.


Ese día de la represión cayeron un montón de candidatos, concejales, y esos fueron repudiados por todos. Si bien dentro de la empresa hay gente de distintos partidos, ellos fueron repudiados por todos.


J.: -Nosotros hace 22 días que estamos en el plan de lucha, pero ese día en la ruta aparecieron todos, Walter Cifuentes (PS), la concejal Labado (PJ), el diputado Acuña (UCR), que antes nunca se aparecieron ni siquiera a preguntar si necesitábamos algo. Ese día, cuando vieron que había cámaras, diarios y estaba el pueblo, aparecieron con la intención de llevarse los laureles. Lo mismo algunos sindicalistas, como Carrizo (PJ) del Soem (municipales) de Caleta Olivia.


-¿La conducción del Sindicato Petrolero apareció?


F.: -El segundo día del conflicto apareció el abogado del sindicato y nos dijo que teníamos el 98% del reclamo ganado. Con el correr de los días se fueron retirando. Dos días antes de la represión publicaron una solicitada, donde no queda claro el mensaje: se puede entender como que ellos con esa solicitada estaban pidiendo la represión, porque sus trabajadores estaban perdiendo plata.


¿Con qué medidas continúan ahora?


-Se decidió que a partir del lunes 17 se va a hacer corte total, de las dos rutas.

En esta nota

También te puede interesar:

Contradicciones y falsedades del discurso inaugural de la gobernadora.
Se renueva la lucha por el salario y las condiciones de trabajo en la salud.
Salarios por debajo de la línea de la pobreza
El Frente de Todos continúa con una política salarial de ajuste.