20/07/2006 | 955

Avellaneda: La relocalización del Polo Petroquímico

El gobierno municipal anunció la erradicación de doce de las cuarenta empresas del Polo Petroquímico de Dock Sud. Se trata de empresas cuyos contratos han caducado; algunas de ellas están inactivas desde hace años. La mayoría eran depósitos o tercerizadas. Los contratos de las restantes empresas se discutirán recién dentro de 3 ó 5 años. A esto se reduce el plan de “relocalización” del Polo Petroquímico del intendente de Avellaneda “Cacho” Alvarez.


Bajo su intendencia se radicó la planta de “coque” en el Polo, que venía “relocalizada” de Holanda. En esa planta se procesa el último rezago del petróleo, provocando gases cancerígenos; está considerada de altísima toxicidad, según los parámetros europeos.


El plan de la Intendencia es aumentar el volumen de negocios del puerto de Dock Sud, por donde pasa el 90% de los productos petroquímicos que entran y salen del país. Con ese fin, se plantea la “urbanización” de Villa Tranquila y la “relocalización” de los vecinos de Inflamable, a orillas del arroyo Sarandí, otro gran foco de contaminación del distrito. El espejo para estos vecinos es el barrio Anglo: hace seis años, para explotar los terrenos aledaños al puerto, la empresa de logística y contenedores Exolgan reubicó a sus habitantes en viviendas económicas que hoy se caen a pedazos.


El régimen social capitalista no puede dar respuesta a este desastre ecológico que él mismo genera.


Es necesario que los trabajadores y activistas ambientales nos pronunciemos por un Congreso Ambiental para el que proponemos la siguiente plataforma:


• Nacionalización del Polo Petroquímico bajo control obrero.


• Por un plan ambiental votado por los vecinos y los trabajadores que contemple la preservación de las fuentes de trabajo y el medio ambiente.


• Tratamiento de todos los afectados por la contaminación a cargo del Estado y las petroleras.


• Plan de reubicación de los afectados bajo dirección de los propios vecinos.

También te puede interesar:

Se pone en riesgo la vida de los vecinos y los trabajadores del distrito, ya que las única disposiciones quedan a cuenta de los feriantes.
A propósito de la ordenanza municipal impulsada por el Frente de Todos en Avellaneda.
Reclaman por su reincorporación, pase a planta y reconocimiento de derechos laborales.
Por el reencuadramiento y el salario.