06/11/2017

Balance de las elecciones del gremio docente universitario de Rosario

Se eligieron autoridades en COAD


Con la participación del 77% del padrón sobre un total de 3463 afiliados, el pasado 1 y 2 de noviembre se desarrollaron las elecciones gremiales de Comisión Directiva y Congresales a Conadu de COAD, el gremio de los docentes e investigadores de la Universidad Nacional de Rosario (UNR).


 


Aunque se presentaban 5 listas, sólo 2 se disputaban la dirección. De un lado, la actual conducción que dirige el sindicato hace 10 años, la lista “Democracia Sindical y Dignidad Docente” (DsyDD) (encabezada por Laura Ferrer y compuesta por Patria Grande, PCR, Ciudad Futura, el PC y una miembro de Carta Abierta). Del otro lado, el “Frente Gestionar para Transformar” (FGpT), una lista compuesta por camarillas y corporaciones universitarias que expresaban un gran frente patronal de radicales, macristas, pejotistas y kirchneristas.


 


Finalmente resultó ganadora DSyDD por sobre la lista patronal por 44,5% a 36,8%, aunque en una elección tan polarizada, en la Comisión Directiva hubo un aumento del Rectorado en su representación.


 


Los crecimientos de votos respecto a 2015 en las facultades de Ingeniería, Medicina, Psicología, Humanidades y Política fueron determinantes para la victoria de la dirección sobre el Rectorado. Como producto de la campaña que realizó la Naranja en varias facultades, en Ingeniería se duplicaron la cantidad de votos en comparación con el 2015 (pasando de 63 a 132). Sin embargo, el Rectorado ganó en 7 de las 15 unidades académicas de la UNR, lo cual representa todo un llamado de atención.


 


La posición de la Naranja


 


La agrupación Naranja en la UNR caracterizó acertadamente este esquema polarizado, ya que el Rectorado se había unificado en su mayoría e intentarían dar el zarpazo para arrebatar el gremio. Si esto sucedía, los docentes universitarios hubiésemos quedado en peores condiciones para luchar por salario, defender nuestros derechos y condiciones de trabajo: todo un retroceso en organización y democracia sindical. 


 


Esto, en momentos en los cuales se ha iniciado un plan de guerra por parte del gobierno de Macri y los gobernadores contra los trabajadores. En el ámbito educativo esto se evidencia en la complicidad del rector radical-macrista de la UNR, Héctor Floriani, que el lunes pasado concurrió al conclave “Consensos Básicos” donde se realizaron brutales anuncios del plan antiobrero. 


 


No es indiferente en manos de quién queda COAD por los próximos años. Intervinimos políticamente en el escenario y la lucha planteada llamando a votar críticamente la lista de la dirección y realizando una campaña de agitación recorriendo distintas facultades por ese voto. Particularmente en Ingeniería tuvo relevancia la pelea que dio la Naranja permitiendo una importante elección sobre el Rectorado en esa facultad.


 


Los límites de la dirección de COAD


 


Al mismo tiempo que realizamos una campaña contra el Rectorado, desde la Naranja señalamos los fuertes límites que nos separan de la actual conducción del gremio, razón por la cual no integramos la lista. Señalamos que tras 10 años al frente del gremio, ha llevado COAD a la rastra de la burocracia de Conadu. 


 


En el plebiscito de 2015 la dirección del gremio que año a año denuncia que “Conadu firma las Actas Salariales a la baja y sin consulta” fue quien llamó a quedarse en esta Federación entreguista. El mismo Carlos De Feo (secretario general) llamó a desmovilizar cuando miles de compañeros copábamos Plaza de Mayo sentenciando que esto “había que resolverlo en las urnas en octubre”. Toda una postal de la dirección sindical kirchnerista que clausuró la lucha en las calles contra el ajuste.


 


Los reclamos de la docencia de la UNR son acuciantes: aplicación efectiva del CCT, estabilidad laboral e ingreso a la Carrera Docente para todos los compañeros, eliminar cargos temporarios y el trabajo gratuito “ad honorem”, condiciones de trabajo y enfrentar el ajuste al sistema de Ciencia y Técnica.


 


En los últimos años la dirección de COAD no convocó a movilizarnos a las paritarias locales enfrentando al rector radical-macrista, ni a los decanos. Esta pasividad  frente al cuadro crítico de los docentes e investigadores de la UNR, y su falta de voluntad de ir a fondo con las luchas es consecuencia directa de su subordinación a la Conadu. 


 


Las tareas planteadas


 


Ya pasadas las elecciones, se plantea la tarea de organizar a la docencia y prepararnos para la pelea contra la declaración de guerra del macrismo al conjunto de la clase trabajadora y a la educación pública. Esa es la tarea número uno que debe encarar la dirección de COAD de forma inmediata.


 


Conadu Histórica instalará una carpa el próximo 9 de noviembre en la Plaza de Congreso para reclamar mayor presupuesto. Debemos salir a una enérgica campaña para deliberar entre compañeros y explicar la lucha planteada contra el “Plan Maestro” y el “Sistema Nacional de Reconocimiento Académico”.


 


Llamamos a los docentes e investigadores a fortalecer a la Naranja de la UNR como corriente sindical clasista y combativa, necesaria para pelear contra el ajuste, por todas nuestras reivindicaciones y que se una al conjunto de los trabajadores, sindicatos y federaciones que se oponen a la burocracia sindical que pacta el ajuste y la entrega con el gobierno.


 

En esta nota

También te puede interesar: