23/03/2011 | 1169

Bancarios a la lucha, ayer el Central, ahora el Galicia

Los banqueros K la quieren toda para ellos
Por Corresponsal Abel Núñez

-Exclusivo de internet

El sector financiero ha obtenido enormes beneficios y ganancias durante 2010. El Banco Galicia tuvo una tasa de crecimiento que supera el 140% con relación al período anterior.

El Banco Galicia, este año, pretende eliminar la gratificación general a los trabajadores para convertirla en un premio por desempeño. A esto se suma que la flexibilización laboral -cada vez más evidente- deriva en cataratas de compañeros con licencias psiquiátricas, ya que no se pagan las horas extras y aumenta la polifunción. A los compañeros del call center les pagan el 80% del sueldo y, aún peor, no se cumple con el acta firmada en noviembre de 2009, en la cual se estipulaba la incorporación de todos los tercerizados del call center a planta permanente.

La Comisión Gremial Interna del Galicia, luego de aletargar una respuesta a los problemas, empezó una lucha por un conjunto de reclamos que la patronal no quiere resolver, lo que la llevó a realizar asambleas y un paro en la casa matriz del banco.

Como el Banco Central hace dos semanas, el Galicia también se encuentra en conflicto. La Bancaria no está tomando todos los reclamos para golpear al unísono a una patronal negrera y usuraria como son los banqueros. Los conflictos parciales plantean una acción de conjunto que tendrá que ser impuesta desde abajo, obligando a las gremiales -mediante asambleas- y eligiendo delegados en cada sucursal y sector en todos los bancos, para imponer una coordinación de los sectores en conflicto.

La paritaria que está en curso debería servir para fortalecer la organización de los trabajadores y vencer el curso flexibilizador a los que nos someten los banqueros.

Para que la lucha de los trabajadores y la Comisión Gremial Interna del Galicia triunfen es necesario un plenario de delegados de base -con delegados de cada una de las dependencias del banco- para centralizar los reclamos y discutir medidas de acción en el conjunto del banco. Esto revitalizaría a la CGI, debilitaría a la patronal y permitiría organizar el progresivo descontento de los trabajadores con las políticas flexibilizadoras de Recursos Humanos.

Si gana el Galicia, ganamos todos. Gratificación para todos. Pase a planta permanente de TODOS los tercerizados. Basta de flexibilización laboral. Respeto del Convenio Bancario.

En esta nota

También te puede interesar: