05/10/2020

Bariloche: el TUP en las vísperas de una entrega anunciada

Apoyemos a los trabajadores y movilicemos este miércoles 7. Rechacemos el acuerdo secreto entre el Estado y las empresas privadas.

En las últimas horas se dieron a conocer declaraciones del intendente municipal, Gustavo Gennuso, sobre la posible rescisión del contrato con Mi Bus, empresa de la firma Amancay SRL. Este manifestó que la empresa se viene «desfinanciando todos los meses» debido a que está «muy bajo el costo del servicio frente a lo que se recibe y lo que se recauda».

Las declaraciones dejan entrever toda una serie de justificaciones hacia los incumplimientos de la firma que viene pagando de manera atrasada los salarios a los trabajadores. Este hecho, que ha derivado en diversos paros con corte de servicio por parte de los trabajadores, que han generado un clima de tensión y polémica por la falta del servicio que afecta a un amplio sector de la clase trabajadora que no cuenta con transporte propio. A esto tenemos que sumar que Bariloche es una ciudad donde las distancias son, en su mayoría, de varios kilómetros, sin caminos ni veredas adecuadas, y calles que no están asfaltadas en las mayoría de los barrios periféricos de la ciudad. Además la empresa ha realizado recortes a los recorridos de las líneas, principalmente durante el semestre previo al inicio de la cuarentena, hecho que tiene como consecuencia viajes con los micros saturados, y usuarios que se quedan sin trasporte por la gran cantidad de personas que usan el servicio en horas pico.

Entre otras declaraciones también dio a conocer un embargo que habría sufrido la cuenta de la empresa. Sin clarificar el hecho se limitó a intervenir en favor de la empresa afirmando que este contrato con la firma «no dice en ningún momento que es para el pago de sueldos. Está determinado para determinados costos». Sobre esta declaración vale recordar el secretismo con el que fraguó el contrato con la firma, a espaldas de los trabajadores del TUP, y de los usuarios, siendo este un servicio público. Hecho que fue repudiado en su momento por gran parte de la comunidad y en las audiencias públicas. Los libros contables de la empresa están cajoneados tanto por la firma como por el municipio.

Finalmente, el intendente terminó por recalcar que no tienen ninguna salida al problema del transporte urbano de pasajeros, y solo afirmó que están «repensando todo el sistema». Así dio a conocer que no descarta una rescisión del contrato con la firma. Sí esto ocurriese no sólo traería un nuevo problema para los trabajadores por la incertidumbre sobre la continuidad laboral, que dejarían de percibir su salario, sino que además dejaría a miles de trabajadores privados del transporte. Sin mencionar las consecuencias para el presupuesto del municipio, al contraer más deudas, formando parte de una provincia como Río Negro, quebrada financieramente, y en default.

En varias oportunidades, como así también lo hicimos en las audiencias públicas, denunciamos las maniobras que efectúa la firma Amacay SRL a través del contrato firmado con el municipio. Hecho que tiene larga data en Bariloche, con todos los gobiernos de todos los colores partidarios patronales, y que no sólo ha sido realizado por esta firma. La ecuación fue la misma con Autobuses Santa Fe, o Las Grutas, 3 de Mayo: las empresas la juntan en pala a través de los subsidios del estado, los trabajadores se ven cada vez más precarizados, el servicio se degrada cada vez más y los usuarios sufren estas malas condiciones. La salida a este atropello sólo la darán los trabajadores y usuarios sin ninguna empresa de por medio a través de la estatización del servicio con control de los trabajadores, la apertura de los libros contables para iniciar un proceso de expropiación sin pago de las unidades y bienes de la empresa Mi Bus para organizar el servicio independiente del gobierno municipal por una comisión electa de usuarios y trabajadores electos por el voto de la comunidad.

En este marco es que se está convocando a través de la Multisectorial del transporte junto a trabajadores del transporte y por iniciativa de estos a una movilización para este miércoles 7 de octubre a las 10 horas desde Moreno y Onelli al Centro Cívico con las siguientes consignas «Que paguen el 100% de lo adeudado a los trabajadores», «defensa incondicional de los puestos de trabajo» y «que el gobierno municipal garantice el servicio de transporte».

Desde el Partido Obrero adherimos y convocamos a esta movilización. En este contexto es imprescindible el acompañamiento hacia los trabajadores del transporte en defensa de los puestos de trabajo, en defensa y sin detrimento del convenio colectivo de trabajo. También por el reconocimiento de los años de antigüedad de todos los trabajadores en caso de un cambio de empresa, totalidad del pago de los salarios adeudados a los trabajadores, en definitiva en defensa del transporte público.

Para que la crisis la paguen los capitalistas, y no los trabajadores y usuarios.

También te puede interesar:

Exigimos juicio y castigo. Abajo la militarización de la zona andina y la represión contra el pueblo mapuche. El estado es responsable
La banca del PO exigió una licitación, la apertura de las cuentas públicas y la interpelación a Ivancich.
La Justicia se negó a realizar un peritaje central en la zona del asesinato.
Los hombres que asesinaron a Elías Garay ingresaron armados a un predio cercado por la policía.
Cortaron la Ruta 22 sobre el puente carretero exigen justicia.