01/08/2013 | 1279

Berni reprime a los municipales

Insaurralde y Massa, responsables
Candidata a concejal de Quilmes por el Frente de Izquierda

El 25 de julio, trabajadores municipales de distintos distritos del conurbano, Mar del Plata y Campana -agrupados en la Federación de Sindicatos Bonaerense (Fesimubo)- manifestamos en las puertas de la Federación Argentina de Municipios (FAM), que dirigen Pereyra y Descalzo, en la Capital Federal.


Reclamamos la derogación de la ley 11757, promulgada por Duhalde cuando fue gobernador, y que liquida nuestras condiciones laborales, así como una paritaria provincial, puesto que actualmente los intendentes fijan por decreto sueldos al límite de la indigencia. Los secretarios generales ingresaron a la sede de la FAM y desde allí realizaron una conferencia de prensa, pero ningún directivo de la FAM ni intendente apareció. Mientras tanto, los trabajadores ocupamos el cruce de avenida 9 de Julio y Córdoba en su totalidad, donde fuimos reprimidos por la Policía Federal dirigida por Berni, con la infantería, perros y carros hidrantes. Seis compañeros fueron detenidos y encausados.


Los reclamos de los municipales vienen de hace tiempo y la conducción de la Fesimubo, aunque los denuncia seguido, apenas convoca a una marcha anual en la que sólo participan comisiones directivas y delegados -lo que refleja el desgaste de esta política sin un plan de lucha serio. No quieren un plan de lucha porque la mayoría de las comisiones directivas de los sindicatos mantiene lazos con los intendentes. Como ejemplo de ello, el secretario adjunto de Avellaneda es candidato de la lista de Insaurralde.


Tanto Insaurralde como Massa son sostenedores de esta política de miseria salarial y trabajo precario, que incluye a los beneficiarios del plan Argentina Trabaja, que realizan tareas de planta permanente, sin ningún tipo seguridad laboral. Los municipales necesitamos un plan de lucha discutido en asambleas y plenarios de delegados, por la derogación de la Ley 11757, por el derecho a la paritaria provincial, por un piso salarial para todos los municipales, por un inmediato aumento de 4.000 pesos y luchar hasta un sueldo igual al costo de la canasta familiar, así como por el inmediato desprocesamiento a los compañeros que fueron detenidos el jueves 25. 

También te puede interesar:

A su vez, prometió prorrogar el blanqueo de capitales para los desarrolladores inmobiliarios.
Con el 7,7% de los votos el FIT-U acrecienta su autoridad política en el distrito.
Se agrava la división del peronismo.