28/07/2020

CABA: la banca del PO-FITU exige el reconocimiento del aumento salarial para los docentes

Hace unos días la banca del PO-FITU presentó un proyecto de ley (número en labor parlamentaria 1670-D-2020) que establece el llamado a la mesa salarial del gobierno de CABA con los docentes, un aumento acorde a la inflación y el cumplimiento del acta acuerdo firmada por Larreta en febrero del 2020 y que, aún siendo un acuerdo a la baja y relegado incluso por el proceso inflacionario, establecía el pago de una cuota con el salario de julio. Larreta lo ha incumplido congelando el salario docente, pagando el aguinaldo en cuotas enmarcado en la resolución del gobierno nacional que ha hecho lo propio con los docentes universitarios por caso.

Para el Partido Obrero es un hecho repudiable que el gobierno de la ciudad de Buenos Aires (GCBA) no cumpla con lo firmado en marzo y le quite a los docentes un aumento que debía ejecutarse a partir de este mes de entre $2.200 y $2.700, con que iban a llegar a un salario inicial de $35.000, muy por debajo del costo de la canasta básica familiar pero que en el cuadro de crisis que atravesamos es significativo para las familias docentes que vienen incluso pagando de su bolsillo las costas de la continuidad pedagógica mientras el GCBA lejos de destinar recursos a las necesidades que ha profundizado y planteado la pandemia, han recortado en salarios, educación, etc. redireccionando esos recursos a los banqueros.

El tema fue llevado por Gabriel Solano, diputado del Partido Obrero en el Frente de Izquierda, el pasado viernes a la reunión de la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología de la Legislatura Porteña, de la cual es miembro. Vale decir que el temario previsto para la comisión era ajeno a las necesidades de la docencia y las comunidades, preexistentes muchas de ellas, y que agudizadas por la pandemia se combinaron con las que se desprenden del actual período.

Solano ponderó el trabajo y el esfuerzo realizado por les docentes para sostener el acompañamiento pedagógico bajo estas graves circunstancias e intervino colocando distintas dimensiones de los agudos problemas que recorren la educación bajo esta situación de pandemia y apuntó duramente contra el temario divorciado de la docencia y las comunidades educativas exigiendo que se pongan en tratamiento los proyecto que interesan y atañen a los múltiples problemas de la educación, la docencia y estudiantes como en el caso prioritario del salario docente.

En tanto Larreta congela el salario docente desconociendo un acuerdo que él mismo firmó se llevó adelante la reunión de la paritaria nacional con el ministro Trotta en la que las centrales docentes como la Ctera firmaron 0% dando muestras de la completa integración de las burocracias sindicales al Estado y por lo tanto de la orientación social compartida por los gobiernos.

Desde el bloque del PO-FITU llamamos al conjunto de la docencia, les estudiantes y las comunidades a organizarnos para enfrentar la políticas ajustadores de Larreta y sus socios.

 

 

 

 

En esta nota