28/12/2014 | 1346

Camioneros: otra farsa de los Moyano


A la brutal escalada inflacionaria, el aumento de despidos y su reemplazo por compañeros de agencias, los Moyano completan su farsa con el llamado “bono” de fin de año.


En realidad, es una suma no remunerativa que va de los 2.500 a los 5.000 pesos. Y será “partida” en 3 ó 4 veces, de acuerdo con las posibilidades de la patronal.


La defección en la lucha contra el impuesto al salario ha pasado al historial de traiciones de la burocracia sindical.


Las concesiones a los “nuevos-viejos” adjudicatarios de las licitaciones de la recolección de residuos son un “aporte” de los Moyano a Macri. Se encaminan a dejar en la calle a más de 500 compañeros contratados y a flexibilizar las condiciones de trabajo. El que no se adapte será sancionado, como ocurre a diario.


En Andreani hubo asamblea y cese de tareas. En Día (Global Sistem) ofrecieron una tarjeta para comprar mercadería por 1.200 o 3.200 pesos, según productividad, cuando en ambas plantas se pedía 4.000 de bono antes de fin de año.


Como todos los años, han eludido el reclamo del doble aguinaldo y la reapertura de paritarias.

También te puede interesar:

La justicia ordena el desalojo, pero se mantienen firmes por el pago de salarios y los puestos de trabajo.
Las patronales presionan para limitar su alcance
En 2020 el mínimo no imponible aumentaría solo 20 por ciento
Un anticipo del pacto social antiobrero