29/06/2006 | 951

Campaña en Terrabusi: Contra la flexibilidad laboral

¿Es necesario que alguien muera?

Ha pasado más de una semana del terrible accidente que casi le cuesta la vida a un compañero que trabajaba en la Línea 16 Cerealitas. No pasó absolutamente nada. Al día siguiente del accidente, la patronal hizo andar las máquinas como si nada hubiese pasado. La burocracia del Sindicato de la Alimentación, que apareció tarde, sólo dejó sin funcionar a la línea del accidente (algo que de cualquier modo iba a resolver la Justicia).


 


¿Es necesario que alguien muera para dar vuelta el infierno laboral que se vive en la planta? Días atrás, un trabajador se cortó la mano en la planta de Terrabusi de Tres Arroyos. Una semana antes del accidente, una compañera había sufrido un accidente similar a la del compañero de la 16.


 


Los accidentes son una consecuencia inevitable del régimen de flexibilidad laboral impuesto en Terrabusi. Jornadas de 12 horas, compañeros que hacen más de una tarea, ritmos de producción que se han multiplicado en los últimos años, trabajadores sin experiencia que son puestos a trabajar para sacar producción. Los trabajadores tercerizados y por agencia son obligados a hacer horas extras.


 


Este régimen de flexibilidad está consentido en el convenio de empresa (el convenio de la Federación de la Alimentación fija un salario base para la industria y un conjunto de generalidades sobre el régimen laboral) consentido por la “reforma laboral” del gobierno K. La planta de Pacheco tiene un tercio de sus tareas tercerizadas; los ritmos de producción se han multiplicado un 300% en dos años en varios sectores; la patronal implementa ahora el turno americano o “turnos por equipo”.


 


Llamamos a dar vuelta la situación y terminar con la dictadura patronal para la cual la vida de un trabajador no vale nada. Concretamente, a impulsar una campaña contra el régimen negrero en Terrabusi-Kraft y a impulsar una asamblea general que emplace a la patronal y resuelva un plan de lucha por los siguientes puntos:


 


· Elección de un comité obrero de seguridad e higiene, a razón de un compañero por línea o sector, que tendrá derecho a veto sobre cualquier operación que ponga en riesgo la vida de un compañero.


 


· Reducción inmediata en un tercio de los ritmos de producción y control de ellos por el Cuerpo de Delegados.


 


· Pase al convenio de la alimentación de los trabajadores de las empresas tercerizadas.


 


· Salario inicial de bolsillo de 2.000 pesos por todo concepto, reclamado en su momento por la Comisión Interna.


 


· Efectividad de todos los trabajadores de agencia y contratados.


 


· Elección de delegados en todos los sectores. En Terrabusi existen 11 delegados para una concentración de más de 2.000 trabajadores.

También te puede interesar:

El proyecto volvió a debatirse este martes en las comisiones de la Cámara de Diputados.
Impulsemos asambleas en nuestros lugares de trabajo para defender los salarios.
Asumió Funes de Rioja como presidente de la entidad de las patronales industriales.
La responsabilidad patronal en una cadena de contagios que impactan en la salud de la población del norte cordobés.
Urge un protocolo y comité de bioseguridad bajo control de trabajadores.
Crece la pobreza y la desnutrición entre los chicos y adolescentes.