24/06/2020

“¡Carrefour pagá el bono!”: trabajadores reclamaron en todo el país

En los supermercados Carrefour del conurbano bonaerense, de Rosario, Neuquén, Mendoza y otras localidades, bajo distintas modalidades, los trabajadores reclamaron, este martes 23, el bono de 5.000 pesos.


Lo conquistaron con el inicio del ‘boom’ de ventas ocasionado por la pandemia, pero la patronal se escuda en que este mes tiene que pagar el aguinaldo para suspender el pago ¡correspondiente a mayo! Y, para colmo, anuncia que posterga 10 días el pago del aguinaldo.


Todos los trabajadores de los supermercados sabemos que la facturación ha dado un salto que supera el 15% del volumen de ventas. A su vez, se han acelerado los aumentos de los precios de productos de primera necesidad, y el lunes 8 muchos productos fueron remarcados hasta en un 15%. Mientras facturan más, pretenden pagar menos.


Con español afrancesado, el presidente de Carrefour Argentina envió una notificación por video a los trabajadores, en los que los extorsiona sutilmente con amenazas de  despidos.


La empresa se ‘morfa’ el bono, mientras anuncia un premio por productividad de 2.000 a la cajera que venda más tarjetas Carrefour en el mes por sucursal. La patronal avanza en el sentido ‘productivista’ de la reforma laboral que fogonea Armando Cavalieri, titular del gremio de Comercio, mientras ajusta el bolsillo de los trabajadores.


Los trabajadores de Carrefour reclamaron también por medidas de protección, ya que esta cadena y Coto encabezan el ranking de casos de Covid-19 en nuestro país.


Por un plan de lucha nacional para recuperar el bono


Está en desarrollo una reacción nacional de los trabajadores de los supermercados. Detrás de Carrefour, son varias las patronales -como Diarco, entre otras- que no están pagando el bono.


Crece la bronca entre el personal, alimentada también por la expansión de la epidemia entre nuestros compañeros, como resultado de la desidia patronal. No cierran las sucursales frente a casos positivos para no parar de facturar, como se vio con el caso del Coto de Quilmes (en que tardaron 8 días y 20 contagios para cerrar). El brote en supermercados es silenciado por la prensa, que recibe mensualmente su pauta publicitaria, y por el poder político que no envía inspectores.


Si la patronal dice que no le dan las cuentas, que se abran los libros de la empresa y veremos todos que no es así. Impulsemos un plenario nacional de delegados para votar un plan de lucha que recupere el bono, que reclame la reapertura de la paritaria acorde a la inflación y que se pague en fecha el aguinaldo. Vamos por un paro activo nacional y un plan de lucha, para quebrar la ofensiva ajustadora de la patronal y que sea un punto de inflexión para avanzar por todos nuestros reclamos.


Fuerza, compañeros.



 

También te puede interesar:

El Frente de Todos defiende el comercio exterior en manos privadas.
El gobierno libera precios de cientos de productos a cambio de 70 bienes etiquetados.
Paritarias de comercio, la historia se repite y crece la bronca en los trabajadores el gremio.