27/10/2020
Provincia de Buenos Aires

Chacabuco: Aiola y los sindicatos municipales pactan salarios de hambre

El acuerdo paritario en el municipio bonaerense deja el básico en solo $29.000 en marzo del 2021.

Este lunes 26 por la mañana se anunció, luego de una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo bonaerense entre el Municipio de Chacabuco y los sindicatos (ATE y STM), el incremento salarial para los trabajadores municipales de la ciudad: $6.000 en 4 cuotas –diciembre, enero, febrero y marzo, de los cuales $1.000 quedan a cuenta de una futura paritaria en 2021- y un bono de $10.000 a pagarse en octubre. Esto llevará el básico a $29.000 recién en marzo del año que viene. Además se aumentan un 25% las guardias y horas extras.

Este acuerdo, rápidamente rechazado por la base de los municipales y, obviamente, discutido a sus espaldas, hay que entenderlo como parte del ajuste que el intendente Víctor Aiola (Cambiemos) está llevando adelante contra los trabajadores en sintonía con los gobiernos nacional y provincial, privilegiando el rescate a grupos capitalistas y con el objetivo de recaudar los pesos necesarios para pagar las deudas que ésta y otras gestiones contrajeron.

Los detalles

Repasemos. La paritaria municipal está vencida desde diciembre del año pasado, es decir que en el 2020, frente a una inflación estimada en 35% anual, los estatales de Chacabuco recibirán… ¡¡$1.500 de aumento al básico!! que hoy ronda los 22 mil pesos.  En enero se abonarán $500 más, en febrero $1.000 y en marzo $3.000, de los cuales $1.000 ya fueron “abrochados” para una negociación paritaria futura. En resumen, de enero del 2020 a marzo del 2021 el aumento es de 6 mil pesos. Aparte de esto, se aumentan 25% las horas extras, antigüedad y función.

Esta burla es apenas mitigada por el bono de 10 mil pesos que se pagará por única vez en octubre a quienes no sólo no han parado un día durante la pandemia sino que, por el contrario, son sometidos a ritmos de trabajo más intensos y obligados a la polifunción. Sin embargo, fue presentada por Horacio Calarco, secretario general de ATE Chacabuco, como un triunfo: “es lo máximo que pudimos sacar, sabemos que hay muchos trabajadores que necesitan ya ese bono de $10.000 y esto va a ser importante para ellos. Además el acuerdo total representa una erogación muy grande para el municipio” (Chacabuco en Red). Los gremios, en lugar de defender las demandas salariales y las condiciones de vida de los trabajadores,  se preocupan por las finanzas del municipio, como si fuesen funcionarios del intendente.

Que la crisis no la paguen los trabajadores

Los trabajadores no queremos migajas. Lo que necesitamos, como mínimo, es tener un salario igual al costo de la canasta básica, calculada hoy en $44.521 por el propio Indec. Con este arreglo de hambre el básico para un ingresante quedará en $29.000 recién para marzo del año que viene, muy por debajo de la inflación y las necesidades reales de los estatales.

Además se hace urgente el pase a planta permanente de contratados, monotributistas y tercerizados, de lo cual no hay ni noticias en el arreglo. Como tampoco del retorno de las chequeras para la compra de alimentos, demostrando que ante reclamos tan elementales, los sindicatos le sacan el cuerpo a la lucha y abandonan a los trabajadores a su suerte.

Está planteada más que nunca la recuperación de los sindicatos para los trabajadores.

También te puede interesar:

El encuentro contó con la presencia de cientas de mujeres de toda la zona oeste.
La medida solo favorece a los importadores y exportadores a costa de la contaminación regional y de la pérdida de numerosas viviendas.
Un plenario de 500 delegadas y delegados docentes convocan a rechazar el ataque a la educación, la salud y las condiciones de vida de los trabajadores.
Ante la inacción de los centros de estudiantes, reforcemos la autoorganización estudiantil por nuestras reivindicaciones.