13/10/2020

Chaco: municipales de Margarita Belén continúan la lucha por el pase a planta

Se encuentran en una situación crítica, forzadxs por la intendencia a una contratación precaria de 7 mil pesos mensuales.

Las y los trabajadorxs municipales de Margarita Belén (Chaco) levantan en estos días, nuevamente, el reclamo de pase a planta, entendiendo la importancia de recuperar este derecho adquirido, junto con la necesidad de un aumento del salario y las condiciones laborales. Han realizado asambleas y campañas en los medios y a través de las redes sociales.

En diciembre del año pasado, alrededor de treinta trabajadorxs de la Municipalidad que habían pasado a planta permanente, muchos con varios años de antigüedad, se vieron afectados por la decisión del flamante intendente Javier Martínez que les impidió desarrollar sus tareas habituales, ejerció una persecución política y laboral y frenó el pase a planta con un recurso de amparo que aún duerme en la fiscalía.

Desde que recibieron este ataque, estas treinta familias llevan se vieron obligadas a sobrevivir con una prestación (PAN) de $7.000 mensuales, divididos en cuatro pagos de $1,750 por semana -una forma de contratación que Martínez impuso mediante la extorsión de que era su única forma de volver a trabajar.

De esa manera, pasaron de haber logrado una estabilidad laboral a través del pase a planta a la continuidad de la precarización laboral, con contratos basura y una gran afectación del poder adquisitivo. Estos meses han resultado muy difíciles para las familias, que en este contexto de pandemia y encarecimiento del costo de vida, debieron sobrellevar la situación con un ingreso salarial precario, sin contar con una obra social o derechos laborales.

Muchxs son miembros de pueblos originarios, hay madres solteras (incluso con hijos prematuros o con discapacidad), o jefxs de familia que en medio de la pandemia no tienen otro ingreso u alternativa para apalear la situación. En un cuadro de desesperación, han tenido que asistir a merenderos y comedores, que solidariamente abrazaron la urgencia de las familias.

Martínez asumió recortando el gasto público en sintonía con el gobernador Jorge Capitanich, que presentara una medida cautelar para frenar los pases a planta en el Estado provincial -finalmente revocada por la Cámara de Apelaciones de Resistencia. con duros cuestionamientos al juez Flores. Mientras el intendente ajusta con la excusa de que no hay presupuesto, ni bien asumió aumentó su sueldo y el de todo su gabinete, llevó a cabo contrataciones y una serie de gastos de reformas en el edificio municipal para beneficiar a las contratistas amigos.

A través de la banca del Partido Obrero en la Legislatura provincial, se presentó un proyecto por el pase a planta, del cual fue ha votado a favor el punto que establece que la cámara toma conocimiento y debe articular con la comisión de asuntos municipales una investigación.

Lxs trabajadores continúan firmes en la unidad, discutiendo un plan de lucha junto a sus familias para combatir estas políticas de ajuste y precarización agravadas por la pandemia.

Continúa el pedido de revocación de la medida cautelar y que se reconozcan los derechos contraídos con las resoluciones municipales 489 y 493 de octubre del año 2019, que decretan el pase a planta para lxs trabajadorxs municipales de Margarita Belén. Como así también las denuncias contra las maniobras por parte de la Justicia, que benefició al intendente Javier Martínez con una cautelar en tiempo exprés, y exigiendo que se expida a favor de los reclamos legales realizados por lxs trabajadorxs sobre sus correspondientes pases a planta.

En esta nota

También te puede interesar:

Repudiamos la represión a los pueblos originarios.
Terceriza el servicio y amenaza con sumarios.
Se implementará por etapas, comenzando con las escuelas rurales. En ningún momento se consultó a las y los trabajadores.
El caso del hospital de la localidad de Juan José Castelli.
Solo un 5% de aumento general al básico, sumas en negro y destrucción de la precaria carrera judicial.