25/05/2020

Ciudad de Córdoba: un nuevo ataque a los trabajadores del Hospital Infantil Municipal

Pretenden avanzar en la provincialización modificando los horarios de feriantes.

El ataque sobre los salarios municipales ha sido la punta del ovillo para encontrar una madeja mucho más compleja que apunta a destruir el estatuto municipal. De a poco y en el marco de la informalidad de la comunicación, las autoridades proceden a desconocer prácticas laborales que están establecidas como parte de la organización del nosocomio.


Es lo que ocurre en el Hospital Infantil, donde los trabajadores tienen que enfrentar no solo la rebaja salarial, sino también la pretensión de modificar horarios de los feriantes (los que trabajan en los feriados). Esta modificación de los horarios ya había sido planteada al comienzo de la pandemia sobre los trabajadores del Hospital de Urgencias, quienes rápidamente se organizaron para evitar el ataque y apelaron también al apoyo ofrecido por la legisladora Soledad Díaz García. La organización como respuesta al avasallamiento permitió que se estableciera un acuerdo para no modificar los horarios del personal de salud hasta septiembre, fecha en la cual se reunirían las partes a discutir en una mesa los requerimientos necesarios.



La modificación de los horarios del Infantil se inscribe en la línea de provincializar los nosocomios municipales, imponiendo 8 h por turno de feriantes en el sector internado, en forma autoritaria e inconsulta a través de la Jefatura de Enfermería, sin que estas modificaciones respondan a algún memo oficial emanado por parte de la autoridad hospitalaria. La ausencia de personal concursado que cumpla las tareas de supervisión es reemplazada por la figura de encargados, lo que genera un ahorro para el hospital en términos presupuestario y multiplica las tareas y responsabilidades de los agentes. De esta manera, se consagra la informalidad como mecanismo de ejecución de las decisiones del ejecutivo sin que aparezcan los verdaderos responsables. Fue lo que ocurrió cuando el director del hospital convocó a los agentes que estaban incluidos en la licencia por Covid-19, poniéndolos en riesgo no solo por edad y enfermedades preexistentes, sino también por la baja calidad del material de protección ofrecido para garantizar la bioseguridad.


El hospital Infantil municipal está situado en la zona norte de la ciudad y cuenta con alta concurrencia de familias afectadas por casos de Covid-19 y dengue. Los trabajadores han denunciado que la carpa del triage es un colador que pone en riesgo a pacientes febriles que llegan consultando al nosocomio sin que estén claramente establecidos los protocolos de seguridad para minimizar las oportunidades de contagio. El malestar de los trabajadores de salud está a la orden del día e intensifica el estrés resultante de estar desarrollando una tarea que los coloca en la primera línea de combate frente a la pandemia.


Los trabajadores de la salud están alertas, luego de que se conocieran las imputaciones a dos médicos vinculados al geriátrico de Saldán, invirtiendo las responsabilidades por los contagios y haciéndolas recaer sobre los trabajadores en lugar de las patronales, que incumplen protocolos y retacean insumos de seguridad. Es necesario denunciar a las autoridades y funcionarios que dicen cuidarnos porque son ellos quienes nos exponen y atacan, criminalizando a quienes sostienen el servicio de salud y le ponen el cuerpo siendo conscientes de los riesgos que implica su profesión.


Desde nuestra agrupación municipal (29 de Mayo-Lista Fucsia) nos solidarizamos con los trabajadores de salud, difundimos la denuncia de los compañeros del hospital infantil, repudiamos el accionar de funcionarios que pretenden profundizar el ataque al convenio valiéndose del cuadro excepcional impuesto por la pandemia para atacar condiciones de trabajo y salario, y llamamos al conjunto de trabajadores a exigir asamblea general de delegados para establecer un plan de lucha que ponga un freno a este atropello.


Vayamos por un plan de lucha de nuestro sindicato y del conjunto de centrales sindicales para derrotar el ajuste.



 

También te puede interesar:

Persisten las irregularidades en los recibos laborales de los empleados municipales.
El municipio no garantiza los recursos necesarios.
Se realizó una protesta en rechazo a traslados que vulneran aún más la salud de la ciudad.
El gobierno de Schiaretti responde a la falta de viviendas con represión.