25/08/2011 | 1191

Claro persigue y enferma

Por Corresponsal Adriana

El pasado lunes 15 se impidió el ingreso al edificio de la empresa Claro, ubicado en Terrero 2255 en el barrio de la Paternal, de las trabajadoras Adriana R. y Vanesa Pérez, sin siquiera una notificación de despido previa. En el edificio Terrero, donde funciona el Centro Nacional de Activaciones de esta empresa de telecomunicaciones y celulares, no es la primera vez que despiden trabajadores, en un claro intento por atacar la organización sindical.

Nuestro edificio es el único que cuenta con delegados elegidos por los trabajadores. Hace unas semanas, despidieron a otros compañeros con diferentes excusas. Lo más grave es que venimos pidiendo que se regularice la situación laboral (nos hacen figurar como trabajadores «eventuales» cuando somos permanentes). Ante nuestro reclamo genuino y con una base legal a nuestro favor, la respuesta de la empresa fue despedir trabajadores, además de negarse a cualquier tipo de reunión.

A Adriana y a Vanesa se las despide por una supuesta «baja productividad», pero la empresa no informa que Vanesa se encontraba con licencia médica (con una lesión cervical y cuello ortopédico provocado por la propia actividad laboral al momento del despido) y que Adriana venía de operaciones y tratamientos por problemas de salud.

Los despidos tienen un claro sesgo antisindical, por lo que se han emprendido las acciones sindicales y legales correspondientes.

El miércoles 17 se realizó una radio abierta en la puerta de la empresa y, simultáneamente, un aplausazo de los trabajadores en reclamo de la reincorporación. En la radio abierta participaron delegados y trabajadores de otros call centers, de supermercados, telefónicos, docentes, del subte y agrupaciones barriales, entre muchos otros. Vamos con todo por la reincorporación y la organización de todos los edificios de Claro.

En esta nota

También te puede interesar:

La autoconvocatoria de trabajadores reclamó por condiciones laborales y denunció al gobierno y su conducción gremial.
El sector se organizan exigiendo paritarias y por la mejora de sus condiciones laborales.
La mayoría de los compañeros notó que su recibo liquida un total de "0" pesos.
Una lista independiente ganó el cuerpo de delegados del call center Aegis (ex Action Line), donde trabajan 1000 trabajadores.