12/04/2021

Comisión de jubilados del Plenario de la CSC

La Comisión sesionó con jubilados de varias regiones del país. Hubo intervenciones y aportes de  Santa Cruz, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires y CABA.

Las cuestiones centrales giraron en torno a la necesidad de romper con el FMI, intervenir en los Centros de Jubilados para quebrar, como hacemos en los sindicatos, el dominio de dirigentes ligados al gobierno, llevar nuestro programa a las secretarías y comisiones de jubilados de los sindicatos para ir instalando las reivindicaciones.

La situación de penuria y desatención por parte del Pami y de las obras sociales provinciales fue desarrollado con ejemplos demoledores. Desde el cierre de clínicas, falta de bocas de atención hasta la carencia de servicios y la necesidad de transitar kilómetros para lograr ser atendidos.

Se plantearon las luchas en defensa de la caja como en el caso de Córdoba y Entre Ríos y cómo la retracción en el pago de las jubilaciones que no cumplen todos los requisitos y la presunción de una posible armonización de la caja ha permitido avanzar en la organización del Plenario de Trabajadores Jubilados (PTJ) en Santa Cruz en todos los casos impulsando el frente único.

El PTJ en el Plenario de la CSC caracterizó que “el gobierno de Fernández junto con el FMI han impuesto una movilidad reaccionaria, que atrasa las jubilaciones dentro de una serie de medidas de ajuste contra los trabajadores y en especial contra los jubilados.

”Los aumentos por decreto de Fernández significaron una quita a los fondos de la Anses de 98 mil setecientos millones de pesos durante el 2020 que el gobierno presentó como prenda de negociación con el FMI. Esto se suma a los $100 mil millones que quitó Macri. Son pasos de una política constante con el objetivo histórico del capital mundial de transformar las jubilaciones en una pensión asistencial a la vejez y poder utilizar los fondos previsionales como una caja ligada a los gastos presupuestarios tanto en el caso de la Anses como en el de las 13 cajas provinciales que aún persisten.”

Se planteó “la cuestión de las obras sociales se ha agravado durante la pandemia ya que a los deficitarios servicios históricos por ejemplo del Pami, a la desprotección de los adultos mayores en clínicas de la muerte y en geriátricos que son depósitos de viejos, han cerrado en el último período diez clínicas en el gran Buenos Aires (en plena pandemia), varias de las cuales atendían el padrón del Pami lo que agrava el cuadro de desatención del jubilado, como lo está denunciando la gran lucha de la Clínica San Andrés de Caseros, ocupada por el personal de salud. El cierre de clínicas que atienden jubilados recorre todo el país mientras la vacunación por Covid no se garantiza, ni el cuidado de los adultos mayores en particular por la crisis en los geriátricos.

Los 170 medicamentos gratuitos que estableció el gobierno de Fernández, presentándolos como una forma de aumento en los haberes, se han demostrado como deficiente e inaccesible. Miles de jubilados no pueden atenderse por carecer de servicios de Pami en sus localidades. Por lo tanto no tienen las recetas correspondientes. Ni atención ni medicamentos. Esa es la situación que también se repite en las obras sociales provinciales

Sobre la base del debate se resolvieron campañas de acción del PTJ, junto a los trabajadores.

Para recuperar lo perdido durante el gobierno de Macri y el de Fernández,

1. Campaña por un aumento de emergencia de $15.000, proporcional a cada escala. Mínima equivalente a la canasta básica jubilatoria de $64.047. Derogación de la nueva movilidad de Fernández, Raverta y el FMI. 82%. Movilidad automática por inflación o por sueldo, la mejor.

2. Campaña por moratoria. Para todos los que no reúnen las condiciones jubilatorias exigidas como los 30 años de aportes en blanco. Derogación de la reglamentación que establece que la Puam, las Rentas Vitalicias y las jubilaciones por invalidez perciban haberes menores que la jubilación corriente. Equiparación con los jubilados.

3. Conquistar vacunas para todos. Impulsar el petitorio y las acciones por vacunas para todos, con prioridad para los adultos mayores según orden de edad y vulnerabilidades.

4. Convocar a Plenario Nacional del PTJ para mediados de mayo y a reunión autoconvocada de organizaciones posterior para continuar con el plan de lucha, ante la nueva movilidad miserable de junio.

También te puede interesar:

Lo anunciaría el gobierno como "compensación"... de lo que perdieron con la nueva movilidad.
Realizan actos en Plaza de Mayo y distintos puntos del país.
Las elocuentes declaraciones de Humberto Giobergia, director provincial de la Caja de Jubilaciones Provincial.