27/11/2020
REFORMA PREVISIONAL

Continúa la lucha contra el ajuste previsional en Córdoba

Se desarrolló una importante acción de la Coordinadora de jubilados.

Como parte de las resoluciones del plan de lucha nacional resuelto por organizaciones de jubilados de todo el país, en la ciudad de Córdoba se realizó una importante movilización para rechazar la nueva fórmula de cálculo del haber previsional que el gobierno de Fernández enviará al Congreso.

La acción concentró también los reclamos que las organizaciones de jubilados vienen planteando en la provincia contra la reforma previsional de Juan Schiaretti quien en plena pandemia asestó un golpe histórico contra la jubilación provincial con la sanción de la ley 10.694.

 

La movilización fue organizada y encabezada por la Coordinadora de organizaciones de jubilados que durante todo el año vienen sosteniendo un plan de lucha sistemático contra la reforma previsional en la provincia, incluso desde antes de que sea presentada, con movilizaciones, acciones en Casa de Gobierno y cabildos abiertos frente a la Caja.

El rechazo a la nueva fórmula de cálculo que se intenta aprobar ahora desde el gobierno nacional no aparece desvinculado de este plan de lucha. Además de las organizaciones de jubilados como el Plenario de Trabajadores Jubilados, la agrupación Norma Plá, Ajupracor (Autoconvocados de Córdoba), Jubilados en Marcha, Jubilados de Izquierda, el Foro Solidario Córdoba y la agrupación de retirados de la policía, la movilización contó con la presencia de trabajadores activos de los gremios de judiciales, bancarios, municipales, docentes, del Sutna Córdoba y de una importante delegación de la Coordinadora Sindical Clasista.

 

La burocracia sindical, ausente y cómplice del robo a las jubilaciones

En el acto se denunció la política de ajuste contra las jubilaciones que significa la nueva fórmula de cálculo de Alberto Fernández, que supera en el robo a los jubilados al mismísimo Mauricio Macri.

Se denunció además que el anunciado 5% de aumento es una miseria de 30 pesos por día para la inmensa mayoría de los jubilados que cobran la mínima, consolidando una jubilación de indigencia. Pero además, la acción y las intervenciones demostraron la coincidencia política de la política anti-previsional de Schiaretti y Fernández: la reforma nacional deja el terreno abierto para el avance de una nueva reforma que destruya lo poco que queda de la jubilación provincial.

Tanto Schiaretti como Fernández siguen el libreto del FMI y los acreedores que exigen el ajuste contra los trabajadores y jubilados para proteger su deuda. En este sentido, una denuncia que también estuvo presente es el reclamo contra la intervención de la Caja que en la provincia se mantiene hace años y que hace que los aportes de los trabajadores y jubilados no los manejen los jubilados sino que sean propiedad de las finanzas provinciales. Las conducciones de los gremios estatales fueron y son cómplices de este desfinanciamiento e intervención de la Caja.

Las y los oradores denunciaron esa complicidad y explicaron a que se debe la ausencia absoluta de estas conducciones en la lucha que se desarrolló durante toda la cuarentena. Especialmente, luego del mazazo que significó la aprobación de la ley exprés de Schiaretti.

La jornada de lucha se preparó con un plenario provincial de organizaciones de jubilados en el que también estuvieron presentes algunos representantes de las directivas de algunos sindicatos como Luz y Fuerza y Ate. Sectores burocráticos plantearon como condición para la convocatoria a la movilización que no se criticara al gobierno nacional y su política de acuerdo con el FMI. El contenido de la convocatoria quedaba así completamente abstracto porque no se entendería por qué entonces el gobierno nacional avanza con tamaño ajuste contra los jubilados. Finalmente, la burocracia sindical estuvo ausente en la jornada, como ya se había borrado antes frente a la necesidad del paro provincial contra la reforma de Schiaretti.

Las intervenciones del Plenario de Trabajadores Jubilados y de la Coordinadora Sindical Clasista apuntaron contra estas ausencias y desarrollaron la necesidad del paro general y de un plan de lucha para evitar la sanción de esta nueva reforma contra los jubilados. Queda trazado un plan de acción con la jornada nacional del 2 de diciembre y una nueva acción el 11 y la alerta para movilizar con todo el día que el proyecto sea presentado.

 

 

 

También te puede interesar:

A dos años de los hechos, la fiscalía pretende cerrar la causa sin ningún responsable condenado.
Sucedió en la localidad de El Brete, cerca de Cruz del Eje.
La marcha cuestionó el ajuste de quienes gobiernan, fue impulsada por el Polo Obrero y otras organizaciones del Frente de Lucha.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
El Polo Obrero fue clave para la recomposición electoral.