31/05/2017

Contra la desocupación, planteamos un plan de obras públicas

El gobierno debe responder.
@tomaseps


Días atrás, en el programa radial de Lanata, la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, calificó a los piquetes como “una extorsión”. La funcionaria sostuvo que “los piquetes corren el eje del debate, en vez de discutir cual es el mejor camino para combatir la pobreza discutimos los piquetes” y que “la emergencia social hoy está basada en proyectos productivos comunitarios”.


 


La impostura es manifiesta: la pobreza sigue creciendo al calor del encarecimiento de la vida y del ajuste del gobierno nacional y los gobernadores, mientras la mentada “emergencia social” no ha servido más que como el gancho para la cooptación de algunas organizaciones. El llamado “Plan Empalme”, que planteaba el pase al trabajo formal de trabajadores precarizados y con planes sociales mediante brutos subsidios a los empresarios, ha resultado un fracaso, por el sencillo hecho de que la economía está en una agravada recesión.


 


En contraste con esto, el Polo Obrero, junto con el sindicato de la construcción Sitraic, han planteado un plan de obras públicas y de construcción de viviendas indispensables para mejorar las condiciones de vida de los barrios, que podría ser realizada por los trabajadores desocupados. Este planteo –que, junto a otros, forma parte de una demanda integral por trabajo genuino– no ha tenido respuesta alguna por parte del gobierno supuestamente preocupado en “discutir cuál es el mejor camino”.


 


En los piquetes vituperados por el gobierno y los medios oficialistas se coloca un programa de salida frente a la crisis en curso.

También te puede interesar:

Las organizaciones piqueteras reclaman por trabajo genuino y aguinaldo completo.
Fue organizada por el Movimiento Sin Techo de Perú y contó con la participación del Polo Obrero.
A su vez, prometió prorrogar el blanqueo de capitales para los desarrolladores inmobiliarios.
En el marco de la jornada nacional de lucha en rechazo a un pacto con el Fondo.
Movilizaron a Plaza de Mayo contra el pago de la deuda, por trabajo genuino y aguinaldo.