23/05/1996 | 495

Convocatoria del CTA y de la Coordinadora de Desocupados

La Ley 2128, que ‘asigna’ 200 pesos a cada desocupado, fue arrancada con la movilización de los desocupados y, en un principio, tuvo características de un verdadero seguro sin discriminaciones. Luego de la represión del 2 de octubre, el gobierno logró imponer ‘la letra’ de la Ley, obligando a los ‘beneficiarios’ a realizar la ‘contraprestación laboral’ y a cumplir una lista de requisitos.


Mientras daba de baja a cientos de compañeros y propagandizaba que estaba pagando un ‘subsidio’, el gobierno utilizaba la Ley 2128 como excusa para rebajar el salario de los trabajadores estatales y docentes. La Coordinadora de Desocupados intervino en los Plenarios de Gremios Estatales, denunciando que no se pagaba un ‘subsidio’ sino un salario en negro, que no cubría cargas familiares, accidentes, obra social, etc. Planteó que la unidad en la lucha también debía expresarse en las consignas Por un seguro mínimo de 500 pesos a todos los desocupados a partir de los 16 años, para romper el chantaje del gobierno.


En una lucha política sin cuartel entre el gobierno y la Coordinadora de Desocupados, ni la burocracia frepasista ni la dirección de ‘izquierda’ de ATEN Capital, ni la izquierda democratizante, han aceptado este reclamo elemental. En una de las movilizaciones, la secretaria general de ATEN provincial dijo: “no queremos desocupados con subsidios, sino pleno empleo”, apoyando de esta forma la campaña mentirosa del gobierno en el mismo sentido.


Justamente, con la excusa de que los desocupados “son subsidiados”, por medio del Decreto 1070/96, Sapag rebajó de un plumazo este salario en negro de 200 a 150 pesos.


Lo que no quiere ver la burocracia, lo están viendo los trabajadores y, principalmente, los propios desocupados. El rechazo a esta rebaja ha sido masiva; en Cutral Có  y Zapala se hicieron importantes movilizaciones. Por otra parte, a la Coordinadora le ha servido para hacer un planteo de conjunto con crecientes asambleas, entrega de un Petitorio rechazando la rebaja, con 1.000 firmas, y participando con una columna en el acto del 1º de Mayo. Es por esta recomposición del movimiento reprimido el 2 de octubre, que el CTA, en el acto del 1º de Mayo, cedió la palabra a la Coordinadora de Desocupados. Es por estas razones también, que el CTA convoca para el 24 de mayo a un Congreso Provincial de Trabajadores Desocupados junto con la propia Coordinadora.


Pero mientras para el CTA este Congreso “no es para discutir los problemas de fondo”, sino una instancia para formar su propio reagrupamiento de desocupados y lograr una base que pierde cada día en los gremios estatales, para la Coordinadora de Desocupados no solamente significa un paso muy importante para fortalecer a los desocupados. Este Congreso debe votar a la lucha contra la rebaja en la 2128, por No a los bonos o mercaderías, pago en efectivo. Por el reconocimiento en todos los ‘planes’ que se toma mano de obra desocupada, de las cargas familiares, obra social, seguro de accidente, licencia por enfermedad, jubilaciones, etc. Por la apertura del empadronamiento en la 2128 sin discriminaciones. Por la construcción de viviendas por contratación directa, sin intermediarios, y apertura de la obra pública mediante el no pago de la deuda externa y con impuestos a los grandes empresarios. Seguro mínimo de 500 pesos a todos los desocupados a partir de los 16 años. Libertad a Panario y a los compañeros presos y perseguidos movilizados el 2 de octubre.


 

En esta nota

También te puede interesar:

Un avance en la precarización y explotación laboral que intenta obtener reformas patronales de fondo.
Una generación entera condenada al trabajo precario y salarios de pobreza.
La iniciativa plantea una reducción de hasta el 95% de los aportes patronales en algunos casos.
Al hambre y el ajuste los enfrentamos en las calles y con un plan de lucha.