16/05/2020

Córdoba: el Sindicato Municipal de Jesús María exige medidas de seguridad, salubridad e higiene

Desde que comenzó la cuarentena, el Sindicato de Trabajadores Municipales de Jesús María (Sitram), está reclamando al Ejecutivo municipal condiciones básicas de seguridad e higiene para poder mantener la salubridad de las y los municipales y la de los vecinos en medio de la pandemia de Covid-19. Es sabido que existen protocolos de intervención en todos los ámbitos, que colaboran para evitar la propagación del virus y que son fundamentales para intervenir como trabajadoras y trabajadores esenciales. Sin embargo, el viernes 15 de mayo, se presentó por segunda vez por vía escrita al Municipio la solicitud de cumplimiento de las medidas y la elaboración de protocolos consensuada con la organización sindical.


Hace un mes, el 14 de abril, el Sitram había presentado el primer reclamo en relación a la falta de cumplimiento por parte de la Municipalidad de Jesús María de las medidas esenciales de higiene y seguridad. La presentación nunca fue respondida. Por el contrario, la autoridad municipal ha emitido un supuesto “protocolo”, que en realidad es la demostración de que no se va a cumplir con ninguna medida de prevención. En aquella presentación, se había establecido un minucioso protocolo a consensuar donde se detallaba la necesidad de: identificar, separar y excluir trabajadores dentro del grupo de riesgo; la organización de la jornada laboral y movimiento al trabajo; el kit de higiene y adecuación de las instalaciones y puestos de trabajo, y un plan de actuación interno ante la detección de un caso sospechoso y/o la confirmación de un empleado infectado de Covid-19.


Ahora que la Intendencia convocó a las labores a todos los trabajadores, se agravó la cuestión, ya que además de la falta de insumos, se amontona a personas en camiones, no se toma la temperatura al inicio de la jornada y tampoco se establece un régimen de turnos; a las claras, estas situaciones favorecen la circulación del virus.


El intendente Luis Picat, en lugar de satisfacer los reclamos elementales para garantizar la salubridad, toma medidas que ponen en riesgo a las y los municipales. A los insumos básicos como barbijos, gafas, máscaras, guantes, lavandina y alcohol en gel, etc., se hace indispensable sumar el cumplimiento de un horario reducido, para evitar el contacto excesivo y la circulación. Nuevamente la preocupación por el cuidado y la salud de toda la población está en manos de los compañeros y compañeras que desarrollan las tareas esenciales. Para poder garantizar esos cuidados, el ejecutivo municipal debe implementar de manera célere todas las medidas de seguridad e higiene y los protocolos solicitados por el Sitram.



 

También te puede interesar:

En la principal plaza de la localidad se reclamó justicia por Cecilia Basaldúa, víctima de femicidio.
La convocatoria fue realizada por la coordinadora “Basta de Falsas Soluciones”.
Están convocados cortes en la ruta 38 y una campaña de difusión.