16/05/2020

Córdoba: el Sindicato Municipal de Jesús María exige medidas de seguridad, salubridad e higiene

Desde que comenzó la cuarentena, el Sindicato de Trabajadores Municipales de Jesús María (Sitram), está reclamando al Ejecutivo municipal condiciones básicas de seguridad e higiene para poder mantener la salubridad de las y los municipales y la de los vecinos en medio de la pandemia de Covid-19. Es sabido que existen protocolos de intervención en todos los ámbitos, que colaboran para evitar la propagación del virus y que son fundamentales para intervenir como trabajadoras y trabajadores esenciales. Sin embargo, el viernes 15 de mayo, se presentó por segunda vez por vía escrita al Municipio la solicitud de cumplimiento de las medidas y la elaboración de protocolos consensuada con la organización sindical.


Hace un mes, el 14 de abril, el Sitram había presentado el primer reclamo en relación a la falta de cumplimiento por parte de la Municipalidad de Jesús María de las medidas esenciales de higiene y seguridad. La presentación nunca fue respondida. Por el contrario, la autoridad municipal ha emitido un supuesto “protocolo”, que en realidad es la demostración de que no se va a cumplir con ninguna medida de prevención. En aquella presentación, se había establecido un minucioso protocolo a consensuar donde se detallaba la necesidad de: identificar, separar y excluir trabajadores dentro del grupo de riesgo; la organización de la jornada laboral y movimiento al trabajo; el kit de higiene y adecuación de las instalaciones y puestos de trabajo, y un plan de actuación interno ante la detección de un caso sospechoso y/o la confirmación de un empleado infectado de Covid-19.


Ahora que la Intendencia convocó a las labores a todos los trabajadores, se agravó la cuestión, ya que además de la falta de insumos, se amontona a personas en camiones, no se toma la temperatura al inicio de la jornada y tampoco se establece un régimen de turnos; a las claras, estas situaciones favorecen la circulación del virus.


El intendente Luis Picat, en lugar de satisfacer los reclamos elementales para garantizar la salubridad, toma medidas que ponen en riesgo a las y los municipales. A los insumos básicos como barbijos, gafas, máscaras, guantes, lavandina y alcohol en gel, etc., se hace indispensable sumar el cumplimiento de un horario reducido, para evitar el contacto excesivo y la circulación. Nuevamente la preocupación por el cuidado y la salud de toda la población está en manos de los compañeros y compañeras que desarrollan las tareas esenciales. Para poder garantizar esos cuidados, el ejecutivo municipal debe implementar de manera célere todas las medidas de seguridad e higiene y los protocolos solicitados por el Sitram.



 

También te puede interesar:

El secretario general del Soelsac deberá responder por los agravios realizados.
Subcontratados y con ingresos mínimos, vienen luchando durante todo el año y ahora deberán enfrentar una paritaria a la baja.
El hecho evidencia la complicidad de las autoridades y da cuenta de un régimen universitario en decadencia.
Una nueva actividad en defensa del 82 % móvil, por la devolución de la Caja, y contra el robo de los haberes jubilatorios.
Una acción fascistizante para amedrentar la lucha obrera por una nueva dirección en los sindicatos, y contra el ajuste.
Desde septiembre del 2018 se consiguió un aumento del 320%, un proceso de recuperación del salario de la mano de una conducción de lucha.