03/08/2020

Córdoba: la dirección de Empleados de Comercio de espaldas al reclamo de trabajadores 

El secretario general de Agec, Pablo Chacón, pacta con las patronales. Es necesario organizar los lugares de trabajo.
Por Corresponsal Naranja Comercio Córdoba

Según una nota publicada en el diario Alfil, el secretario general de la Asociación Gremial de Empleados de Comercio (Agec), Pablo Chacón, se reunió en los últimos días con empresarios del C20- que nuclea a varios empresarios de Córdoba- en un claro acuerdo permanente que tiene con las patronales. El hombre de Sergio Massa en Córdoba no sólo prepara su carrera política de cara a las próximas elecciones del año que viene, también deja el terreno abierto para una posible lucha por ver quién de sus allegados lo podría llegar a suceder en la conducción del gremio.

Es evidente que Pablo Chacon no sólo entregó descaradamente los derechos de los trabajadores de comercio, además negocia lo que será un pacto con las patronales sobre a quien deja en el gremio que condujo por años. El tendal de problemas que estaría dejando se encuentra en un cuadro espantoso: paritarias vencidas y a la baja; salarios de miseria, muy por debajo de lo que las cifras del Indec muestran como el límite de pobreza; despidos al por mayor y gran porcentaje de trabajadores mercantiles con salarios en negro y descategorizados.

La situación se complica en medio de la pandemia. Al menos 10 trabajadores de comercio se le detectaron coronavirus en la provincia sin que el gremio intervenga. Solamente algunos delegados fieles a Pablo Chacón escribieron por WhatsApp a trabajadores, informándoles que debían llamar al número de emergencias sólo en caso de padecer alguno de los síntomas de Covid-19.

A la luz de los hechos, es claro que Pablo Chacon tiene un pacto de complicidad con la Cámara de Comercio de Córdoba, que deja al colectivo de trabajadores de comercio pagando la crisis. Por eso, la representación gremial en comercios, se da con fotos de delegados, que en algunos casos ni siquiera son conocidos.

Llamamos a la organización de las y los trabajadores

Esta situación es evidente que no da para más. Pesa sobre nuestras espaldas la carga de ser «los héroes en esta batalla» donde las patronales llenan sus bolsillos y nosotras y nosotros solo la vemos pasar de largo. Es necesario organizar los lugares de trabajo para garantizar protocolos de seguridad e higiene. La formación comités de bioseguridad compuesto sólo por las bases que determine los elementos de protección personal necesarios para el cuidado del conjunto de trabajadores. Es necesario reclamar la apertura de paritarias de manera inmediata, y que se pague un bono mensual de $10.000 mientras dure la pandemia.

El conjunto de trabajadores mercantiles tenemos en el Plenario del Sindicalismo Combativo un espacio en donde agrupar fuerzas para rechazar el ajuste y abrir paso a los reclamos. Quienes nos organizamos en la lista Naranja apuntamos a esa perspectiva, y para que la crisis la paguen los capitalistas.

También te puede interesar:

La provincia de Córdoba con nuevos récord diarios, complicada situación en el interior.
La responsabilidad del Estado de los contagios en unidades penitenciarias.
La jornada cerró con un masivo acto en centro de la ciudad.
Una expresión de un régimen universitario en descomposición.
La ciudad no tenía casos hasta antes de una procesión y misa.