21/03/2019

“Cuando los trabajadores nos unimos, no hay quien nos pare”

Balance de la histórica huelga de Textilana, que concluyó con importantes conquistas.

A primera hora del martes 12 de Marzo, con los recibos de sueldo en la mano, varias trabajadoras de Textilana-Mauro Sergio, hicieron circular entre las máquinas y células de trabajo, mensajes de disconformidad y hastío y llamados a "hacer algo" con urgencia.


Cuando llegaron a manos de una de las delegadas, esta se levantó de su lugar de trabajo y luego, como un dominó, una a una, las 360 mujeres de la planta paralizaron sus tareas y se declararon en asamblea permanente.


A media mañana, en otro sector de esta planta ubicada a la vera de la ruta 88, en Mar Del Plata, los 90 tejedores varones comenzaron a enterarse de la acción emprendida por sus compañeras a debatir entre ellos y a las 14, hora de su cambio de turno, tomaron idéntica determinación.


Comenzaba así una huelga histórica, que tuvo a 450 trabajadores parando por 8 días corridos y concluyó con una gran victoria.


La modalidad de la medida de fuerza consistió en ingresar, fichar y cumplir el horario, sin realizar tareas y mantenerse en asamblea permanente. Desde el segundo día de conflicto se puso atención en el movimiento de carga  y se controló que no saliera mercadería de la planta.


Un historial de superexplotación y negociados


La firma Textilana, fundada hace unos 45 años por el recientemente fallecido Mauro Sergio Todisco, produce y comercializa los sweaters y productos Mauro Sergio, cuenta hoy con locales franquiciados a lo largo y ancho del país. La firma posee en las adyacencias otra fábrica de 60 obreros, que produce los hilados Hilamar. La patronal nunca toleró organización gremial alguna; siempre se manejó como una férrea dictadura personal, con todas las arbitrariedades que son imaginables en el trato, las modalidades de trabajo y las  remuneraciones del personal.


Todisco padre supo cultivar buenas relaciones con todos los gobiernos. La planta era visitada por altas autoridades, como la de (en ese entonces senadora y primera dama) Cristina Fernandez en 2007. Las relaciones con el gobierno kirchnerista pasaban por la amistad de Daniel Muñoz, el secretario privado de Néstor Kirchner, con Sergio Todisco, el hijo y heredero. Esta amistad se convirtió en sociedad y luego este hombre apareció fugando varias decenas de millones de dólares en los Panamá Papers; ahora está incriminado en la ‘Causa de los cuadernos’, donde goza de libertad como "arrepentido".


Este territorio liberado para la patronal duró hasta hace 4 años, cuando ante una serie de despidos de tejedores, estos pararon la producción, se pararon en el portón y, aunque no revirtieron las cesantías, obligaron a la Asociación Obrera Textil nacional a intervenir en el conflicto y convocar una elección de la primera Comisión Interna fabril, que coronó una lista independiente (que obtuvo 600 votos, sobre los 150 de una lista pro patronal). La existencia de una Comisión Interna relativamente independiente puso algunos límites al accionar antiobrero de la empresa durante sus dos años de mandato, hasta que una negociación en Buenos Aires entre Todisco y el Secretariado nacional de la AOT desencadenó una postergación de la elección de renovación de la Comisión Interna, y una intervención con un delegado normalizador que intentó digitar un grupo más afín.


Tras 8 meses, luego de reclamos e incluso movilizaciones al gremio, se convocó una nueva elección a fines del 2017, donde la actual Interna independiente se impuso por 250 a 200 sobre la armada entre la empresa y la AOT.


En el último año la empresa intentó ignorar y desconocer la representación gremial; emprendió un recorte de unos 100 compañeros (entre despidos y arreglos) e impuso un nuevo sistema de producción por celdas (equipos), con la “promesa” de una mejora en los premios a la producción -que, hasta allí, eran individuales.


Muy por el contrario este nuevo sistema, rechazado por la Comisión Interna, redundó en una pérdida salarial, introdujo la competencia y las fricciones propias de objetivos atados a un "equipo" e imposibles de cumplir, y trajo como resultado de la exigencia cada vez mayor accidentes y dolencias físicas.


Fue así que ese martes de marzo se llegó a un punto que fue "el límite que todos los trabajadores tenemos", como señaló en un acto la delegada María Demateis, secretaria general de la Comisión Interna.


El papel de la AOT


El paro fue ganando trascendencia y se sumaron día a día las denuncias de las condiciones laborales y de los sueldos de hambre. Los recibos quincenales por menos de $6.000 exhibidos a los medios hicieron conocer a toda la ciudad que cientos de obreras y obreros textiles, algunos calificados y/o con décadas de fábrica, tenían ingresos de indigencia.


La patronal se jugó al desgaste y contó con la colaboración de la AOT, que denostó el conflicto como una “irresponsabilidad” de los delegados, y se instaló en la planta desde el segundo día con la intención de dividir y desmovilizar a los compañeros. En el punto más alto de este papel carnero, presentó públicamente el conflicto como el resultado de una “mala liquidación”, buscando demostrar que las quincenas debieran ser… de $7.000.


La solidaridad


El tercer día de paro, invitada por la Comisión Interna, se hizo presente la CGT local, encabezada por Miguel Guglielmotti, que respaldó el paro y el petitorio de las obreras y obreros y sacó un comunicado denunciando la actitud de la empresa en la persona de sus dos principales accionistas: Roxana y Sergio Todisco.


Ante la negativa de la empresa a negociar, se resolvió en la asamblea convocar a una concentración obrera y popular el viernes 15 por la mañana en la puerta de la planta, que resultó una contundente demostración de apoyo a la huelga, con decenas de delegaciones de gremios, centrales y organizaciones populares, de género y derechos humanos: CGT, CTA-A, UOM, Smata, Satsaid, Utedyc, Apu, Bancaria, Sadop, Comercio, ATE, Luz y Fuerza, Costureras, Movimiento Evita, Barrios de Pie, Patria Grande, MTL, Espacio Sindical de Base, La Santoro, MTR, Tribuna Docente, Polo Obrero, PTS, MAS, PC, Partido Obrero, UJS; los Centros de Humanidades de la UNMDP y de los terciarios Malharro y de Cerámica; Abuelas de Plaza de Mayo e HIJOS, MdP, Pan y Rosas y el Plenario de Trabajadoras. Desde CABA llegó una delegación de FATE en lucha y su Comisión de Mujeres y Familiares, junto al secretario general del sindicato del neumático (Sutna), Alejandro Crespo, quien trajo el apoyo del Plenario Sindical Combativo e hizo una vibrante intervención. Fue una jornada de gran impulso a la lucha y de intensa emoción por la confraternización de clase que se plasmó.


En ese mediodía, al calor de esta gran manifestación, se conoció la convocatoria a una audiencia en el Ministerio de Trabajo de Provincia para el siguiente lunes 18, gestionada por la CGT. Las energías de los trabajadores en lucha se recargaron y todo el fin de semana -que no se trabaja- se mantuvo una combativa guardia en los portones de la planta, aún bajo una lluvia por momentos copiosa. La reunión del lunes concluyó con un cuarto intermedio hasta el jueves, ante la falta de respuestas de la empresa; pero ante la firmeza de los delegados, de la asamblea y de los gremios acompañantes la patronal debió ese mismo día presentar una propuesta. Por la mañana del martes una asamblea rechazó la propuesta, ya que aceptaba solo una parte de los reclamos y lo hacía de forma transitoria y engañosa, y planteó una contraopuesta. La patronal, agobiada, terminó accediendo y firmando el acuerdo (ver aparte) en el Ministerio cerca de las 14 horas.


La medida se levantó, no sin antes una masiva, emotiva y vibrante "vuelta olímpica" interna protagonizada por las trabajadoras y los trabajadores.


Concluyó así una histórica huelga textil en Mar del Plata, cuyas consecuencias y enseñanzas son ya un patrimonio de la clase obrera.


Entre ellas está el empuje que representó la gran lucha del movimiento de mujeres, que protagonizó otro masivo 8M pocos días antes de que se inicie la huelga. Como lo sintetizó la delegada Demateis, "fuimos las mujeres las que empezamos esta medida, somos las mujeres las que nos cansamos de ser oprimidas, ninguneadas, basureadas y superexplotadas, y un día dijimos basta y nos levantamos. Y cuando las mujeres nos levantamos, ya nadie puede con nosotras".

También te puede interesar:

La intendenta de Pte. Perón que busca un desalojo violento de la ocupación.
Masivo acto frente a la Gobernación, en el marco de la jornada nacional.
El sindicato del neumático clasista, antiburocrático y de lucha vuelve a marcar el rumbo en el movimiento obrero.
Pretenden absorber las policías locales, que responden a los intendentes.