24/11/2020
AJUSTE

Danone anuncia 2000 despidos en todo el mundo mientras paga récord a accionistas

La multinacional descarga la crisis sobre los trabajadores mientras salva las ganancias patronales.

La multinacional francesa Danone anunció un plan de ajuste que consiste fundamentalmente en eliminar unos 2.000 puestos de trabajo en todo el mundo, sobre los 100.000 empleados que tiene a nivel mundial. De esta reducción, unos 400 empleos se eliminarían en Francia, en sectores administrativos. En las plantas industriales, la empresa anuncia que avanzará con la digitalización y la robotización, implementando “planes de movilidad y formación”, un eufemismo para la flexibilidad laboral y el ataque a las categorías.

Según la empresa, las cifras de ventas se redujeron un 5,4% durante los primeros nueve meses del año, fundamentalmente por la caída, que alcanza al 25%, del segmento de aguas y bebidas, que se derrumbó por las cuarentenas. Sin embargo, en el segmento lácteos, la empresa incrementó las ventas. La empresa anunció un flujo de caja (free cash flow) para 2020 de 1800 millones de euros, lo que da la idea de la magnitud de sus operaciones (Les Echos, 24/11).

Las acciones de la empresa vienen de caer de 75 a 52 euros en el año. Pero esta crisis no impidió que el gigante pagara dividendos a sus accionistas de 2,10 euros por acción, lo que implica una descapitalización de 1400 millones de euros. O sea, que mientras se anuncia una reducción de personal, se destinan los fondos de la empresa a pagar dividendos a los accionistas. Una descarga de la crisis sobre los trabajadores salvando las ganancias patronales (Liberation, 24/11).

Los anuncios de la empresa, sin embargo, no fueron bien recibidos por los mercados financieros y los accionistas, que esperaban una medida de ajuste más drástica. La acción cayó un 2,6%, y, por ejemplo, la financiera suiza UBS, analizando las medidas, sostuvo que hará falta esperar hasta el segundo semestre de 2021 para recuperar el crecimiento de las ganancias prometido por el CEO Emmanuel Faber.

Los anuncios de la empresa muestran como se descarga la crisis sobre los trabajadores mientras rescatan a los accionistas. Se debe plantear la apertura de las cuentas del grupo al control obrero, ningún despido, abajo los aprietes patronales y retiros voluntarios. Por otro lado, se pone de manifiesto como las grandes patronales utilizan la pandemia para planes de recorte y flexibilidad laboral a largo plazo, utilizando la situación para un ataque estratégico contra salarios, fuentes de trabajo y condiciones laborales.

 

En esta nota

También te puede interesar:

Una medida que no detuvo la pérdida de puestos de trabajo el año pasado y que ahora cubrirá aún menos.
La lucha obtiene la reincorporación de los despedidos.
Despedidos en el medio de los contagios crecientes por coronavirus.
Gran desafío para los trabajadores de Latinoamérica.