08/05/2014 | 1313

Denuncia de los despedidos de Shell (Refinería Dock Sud)

EXCLUSIVO DE INTERNET

Fuimos despedidos en un contexto macabro para el 1 de mayo y en festejo de los 100 años de Shell.
En Shell Refinería los operarios tienen 8 hs de trabajo en turnos rotativos mañana, tarde y noche en jornadas de 6 días y luego los francos. A pesar de tantos casos de salud denunciados nunca se considero trabajo insalubre. El personal que opera la planta tiene que tener calificación técnica porque es condición para el puesto. Por otro lado todo operador por convenio colectivo es maestranza. Y la empresa posee su personal de confianza de la empresa que es la gente que está fuera de escalafón o fuera de convenio.

Si bien hoy en día somos 10 los despedidos en Refinería Shell, hace muchos años que no se realizaban despidos de varios empleados en conjunto. Ahora en Shell empezó una política interna de que presiona a los empleados persecutoriamente y amenaza con más despidos. Instalando el miedo a la desocupación, toman cualquier tipo de medida sin oposición de la gente. En esta última semana se instalaron GPS en las radios de los operadores para poder ver constantemente que hacen. Hay más cámaras de seguridad en las salas de operadores que en la planta donde están los peligros industriales. Los operadores deben ir a la planta de procesos a realizar maniobras puntuales, pero la empresa pretende que ellos estén innecesariamente un 75% del tiempo en planta, eso implica para la persona estar un 75% de la jornada laboral expuesto a químicos nocivos para la salud, contaminantes, ruidos fuertes y altas temperaturas, cuando casi todo el proceso productivo se maneja por sistema de redes. Ellos siempre dicen estar dentro de límites legales, pero exponen lo más que pueden al trabajador aunque no sea necesario y a veces no toman medidas cuando los análisis clínicos dan mal, buscan una justificación externa al empleo para ese resultado.

Shell Refinería Dock Sud tiene una comisión interna que es un claro arreglo entre la empresa y el sindicato. La comisión interna actual es desconocida por el ministerio de trabajo.
Cuando se intento formar una comisión nueva por parte de los trabajadores de Shell, estos fueron intimados por cartas documento por la empresa. Los que figuraban en una nueva lista como comisión sufrieron estancamiento laboral, discriminación, persecución y hoy en día están en condición de despedidos. Es claramente una persecución política a los empleados que pertenecen al frente de izquierda y estaban tratando de dar lucha a esta situación.

Las mujeres de Shell en un ambiente sumamente masculino han sufrido situaciones muy fuertes y muy feas con Jefes de Sector.

Los peligros a la salud son un tema clave en Shell. Los obreros nuevos de Shell deben decidir si exponerse a situaciones de peligro o no ascender nunca más. Ante un accidente el obrero siempre termina siendo el culpable. Tienen un Gran circo armado sobre la seguridad que ellos mismos no respetan.

Las políticas de Salud son poco claras, resultados dudosos de benceno y tolueno en orina de los empleados. (Benceno y Tolueno son químicos acumulables en el organismo que producen cáncer) Empleados no expuestos con resultados positivos y empleados muy expuestos con resultados siempre negativos de estos contaminantes. Con la presunción de la mayoría de los empleados de que los laboratorios son comprados por la empresa.

El ex delegado Jorge Montero antes de Jubilarse, y sin saber porque motivo exactamente, amenazo con hacer una denuncia «pública», que la hizo por mail dentro de Refinería donde mencionaba varios casos de problemas de salud. Entre ellos algunos casos de cáncer y muertes.

Durante el año ante año pasado hubo un caso puntual de muerte por asbestosis, por el cual están descontaminando todavía la planta de asbestos. (Asbestos son fibras de amianto que dañan los pulmones produciendo cáncer).

Hay muchísimos casos de gente con menos de 5 años de empresa con problemas de meñiscos de rodillas, manos, muñecas y columnas por esfuerzos físicos.

Los despidos de hoy en día algunos fueron durante las bajas médicas de los trabajadores. La política de Shell es «No importa cuánto tengan que pagarte para despedirte» no quieren nadie en la empresa que defienda los derechos de los obreros.

En nuestros recibos de sueldo la cuota «solidaria» al sindicato es obligatoria y aumenta en valor.

Así que exigimos al sindicato que se pronuncie ante los 10 despidos que fueron «Sin Causa», porque por ahora se niegan a presentarse y a tratar de dar soluciones, se oponen a las votaciones de acciones de la gente. No apoyan los quites de colaboración, ni los paros. Los que conforman la comisión interna ilegal, colaboran en amenazas y someter al miedo a los obreros.

Denunciamos y reclamamos la reincorporación de los trabajadores, basta de persecución y amenazas.

Despedidos de Shell Capsa

También te puede interesar:

Preparemos un paro provincial del sector y una gran marcha para conquistar nuestros reclamos.
El gobierno y el director tuvieron que retroceder de su intento atacar el sistema de francos.
Desde más de 15 hospitales, reclamaron a Kicillof aumento salarial, equipos de protección, licencias y el reconocimiento profesional a enfermería.
A 10 años del asesinato de Mariano Ferreyra.