21/07/2021

Desafueros en el subte: un arma de extorsión contra las luchas

Entrevistamos a dos trabajadores.

El procedimiento de desafueros de 5 delegados de la línea B del subte, con intención manifiesta de despedirlos, reviste una gravedad extraordinaria. La sanción está dirigida, en este caso, a castigar a quienes participaron en un paro y retención de tareas como medida de resistencia a los nuevos diagramas de tráfico que la patronal quiso imponer, transgrediendo medidas básicas de protocolos de bio seguridad anti Covid – 19.

Prensa Obrera entrevistó a Diego Gavela, delegado de tráfico sancionado y a David Carballo también delegado del mismo sector.

PO: ¿Son habituales este tipo de medidas?

David – Si, el uso de este modus operandi de Metrovías y Esbase (gobierno de Larreta) no es nuevo. Es un procedimiento extorsivo y antisindical contra legítimos representantes gremiales que ejercen su derecho a tomar medidas ante reiterados incumplimientos patronales. En este caso, tan sensibles como la defensa de la salud y la vida de los trabajadores.

PO – ¿Y la justicia hizo lugar?

Diego – Estos procesos de desafuero, con vistas al despido fueron gestionados por la patronal ante una justicia cómplice, que no solo los tramitó sino que dispuso la inhabilitación de uno de los delegados para tomar tareas. A casi 3 meses de los hechos, los procesos de desafuero no han sido desactivados, a pesar de que el conflicto se encaminó hacia una solución, cuando la empresa reconoció la inseguridad de las instalaciones para ampliar el servicio y realizó las reparaciones.

PO: Entonces este ataque a la acción gremial va más allá de este conflicto

David – Claro, no se trata de un incidente localizado en un sector, sino de un ataque grave a la organización gremial en su conjunto. Delegados y activistas de varios sectores hemos desplegado una vasta campaña de agitación con carteles, videos y acciones de difusión, a pesar de lo cual los procesos siguen su curso.

PO: ¿Y cómo sigue este proceso?

Diego – En una reunión en la Subsecretaría de trabajo de CABA, hoy 20/7, se ha fijado un último plazo de 72 hs para que la parte patronal de una respuesta y desista de los juicios. De no anularse los desafueros, la AGTSyP deberá tomar las medidas necesarias, tal como lo ha votado el cuerpo de delegados.

David – Además se debe realizar una advertencia a la empresa en el sentido de que no se tolerarán de aquí en más estos procedimientos extorsivos que actúan como un arma cargada contra cualquier lucha por los derechos de los trabajadores.

También te puede interesar:

Los datos hablan por si solos: 6 de cada 10 descocupades son mujeres y 20% de las jóvenes está excluida de las esferas laborales y educativas.
IRSA y Larreta van por Puerto Madero 2.
Poner en pie a la juventud por una salida independiente capaz de derrotar el ajuste.
Marchan desde las puertas del hospital. ¿Cómo seguimos después?
Así se refirió Amanda Martín, secretaria gremial de Ademys y legisladora porteña a los anuncios de Larreta sobre las clases presenciales a partir de agosto.