11/01/2002 | 737

Desconocer la intervención, elecciones democráticas ya

Por C. F.

A escasas horas del juramento de Duhalde como presidente, y del nombramiento del burócrata sindical de los municipales Atanassof como ministro de Trabajo, la burocracia de UPCN ha resuelto intervenir a la Comisión Interna del Instituto Nacional de Tecnología Industrial.


La CI ha sido, durante años, la cabeza de la oposición a la burocracia del gremio, y ha estado permanentemente a la vanguardia de la lucha de los estatales contra las prescindibilidades, las reducciones salariales y todo intento de los gobiernos entreguistas, del signo que fueren, por conculcar los derechos de los trabajadores, en bloque con la CNEA y Segemar. Participante activa de las Asambleas Piqueteras, desenvolvió con los nombrados el plan de lucha resuelto en éstas, conciente de la imperiosa necesidad de una nueva dirección, de clase, del movimiento obrero.


Incapaz de desalojar a la clasista Lista Naranja de la conducción del Instituto, y tras sucesivas palizas que ha sufrido en cada elección, pretende recuperar a la interna más rebelde del gremio con una acción prepotente. Va a fracasar, una vez más, por la elevada conciencia democrática y de organización de los trabajadores del parque, que ya han rechazado la intervención en asambleas y pronunciamientos masivos, aun antes de su anuncio, porque conocen perfectamente el rol carnero, patronal y lacayo de la directiva de Andrés Rodríguez.


Llamamos a desconocer y repudiar la maniobra intervencionista; por la elección democrática de los representantes de los trabajadores por ellos mismos, y no por el dedo de una banda de burócratas. Que todas las agrupaciones, internas y gremios se pronuncien en defensa de este derecho elemental.

En esta nota

También te puede interesar:

Lo anunciaron en una conferencia de prensa realizada en el Indec. La jornada tendrá lugar el miércoles 12 de mayo.
Se siguen sosteniendo la precarización laboral y los salarios de indigencia.
Informe del colectivo Basta de Asesinatos Laborales.
Las asambleas en piquetes y hospitales rechazaron categóricamente las sumas en negro que ofrece el gobierno de Gutiérrez.
De espaldas a los trabajadores, que seguiremos cobrando salarios de pobreza.