09/06/2020

Docentes de la provincia de Buenos Aires votaron paro y apagón virtual para el viernes 12 de junio

Masiva reunión provincial de las seccionales de la gremial Suteba dirigidas por la Lista Multicolor.

El lunes 8 de junio se llevó a cabo una masiva reunión provincial convocada por las seccionales de la gremial Suteba dirigidas por la Lista Multicolor para resolver la continuidad del plan de lucha que la Multicolor viene desarrollando desde marzo pasado, en contraste absoluto con la pasividad de la conducción Celeste de Suteba.


Participaron más de 100 representantes de 29 distritos de la provincia de Buenos Aires, que deliberaron durante más de tres horas. El éxito del encuentro es el resultado de todo un proceso ininterrumpido de asambleas y de reuniones de delegados que las seccionales antiburocráticas del Suteba vienen realizando desde el comienzo de este año, en las que se votaron las medidas de lucha y los reclamos unánimes de la docencia frente al ajuste educativo que se viene procesando de parte del gobierno, aprovechándose de la situación instalada por la pandemia: actos públicos virtuales, garantía salarial para los docentes que se quedaron sin cargos al momento del cierre de las escuelas, provisión de todos los elementos de seguridad e higiene para los docentes que cubren guardias en los establecimientos para sostener la asistencia alimentaria de las familias que integran la comunidad educativa, cumplimiento de protocolos sanitarios, exigencia de que se entreguen alimentos en cantidad y calidad suficientes (los bolsones de Kicillof son una vergüenza), contra la sobreexplotación de la virtualización forzosa, defensa del IPS, etc.


Todas las intervenciones -31 en total, fuera de los informes de las directivas de los Sutebas recuperados- denunciaron la parálisis de la burocracia de Roberto Baradel, que canceló el funcionamiento del Suteba producto de su disolución en el gobierno de los Fernández-Kicillof. Fue un patrimonio del debate destacar la independencia política de gobierno y de la burocracia sindical de los Sutebas recuperados y de la Multicolor.


La reunión fue un contraste notable con el vaciamiento sindical de la dirección provincial de Suteba que, recién cuatro meses después del inicio del ciclo lectivo, realizó reuniones de delegados “informativas”, en las que se alabó a los gobiernos de Alberto Fernández y de Axel Kicillof, y en las que se rechazó cualquier acción, a pesar de que la mayoría de los delegados que asistieron informaron de la angustia de la docencia frente a los ataques en curso.


En sintonía con la Celeste, las conducciones de los Sutebas de Quilmes y Berazategui le dieron la espalda a la reunión multicolor, ratificando su ruptura con el campo antiburocrático (aunque nunca lo blanquearon públicamente), correlato de la integración del PCR al gobierno del Frente de Todos. En la única reunión de delegados realizada en Suteba Quilmes, de la semana pasada, desde comienzos de año, obligados por la convocatoria realizada por el Suteba provincial, también resaltaron su apoyo al gobierno y el rechazo a un plan de lucha.


Algunos debates de la reunión


Los asistentes se pronunciaron por el no pago de la deuda externa usurera y fraudulenta, la ruptura con el FMI y por un verdadero impuesto al capital y la gran propiedad industrial, bancaria y terrateniente que permita recaudar entre 15.000 y 20.000 millones de dólares para combatir la pandemia, el hambre y encarar los planes de urbanización urgentes que requieren la emergencia y la crisis sanitaria, social y económica. También fue planteada la convocatoria a la jornada nacional de lucha del Plenario del Sindicalismo Combativo, para el próximo 16 de junio, que fue previamente votado en las seccionales del Suteba de Escobar, Marcos Paz, Ensenada, Tigre, Matanza y Madariaga.


De conjunto, se expresó una importante homogeneidad en la tarea de impulsar el frente único y la unidad con el movimiento obrero en lucha, con un programa que expresa una salida de la crisis en favor de los trabajadores. Como parte de esa convicción, fue planteada la lucha de los docentes y estatales de Chubut, que no cobran sus salarios, y la realización de una jornada de lucha en solidaridad con ellos con fecha tentativa el 19 de junio.


Con estas convicciones se salió unánimemente a la tarea de organizar el paro y apagón virtual del 12 de junio.