30/03/2017 | 1452

Docentes Universitarios: Masiva asamblea de AGD-UBA vota profundizar la lucha


El martes 28, los docentes de la UBA, convocados por la AGD, resolvimos en base al rechazo de la última oferta del gobierno de 18% en cuatro cuotas llevar como mandato a la Conaduh nuevas 72 horas de paro para la semana próxima. 35% de aumento y 15.000 pesos de mínimo y salario para los ad honorem son los puntos principales del pliego.


 


Las clases públicas y cortes en facultades -con centro en Sociales, donde ya van dos días de corte total de la calle Santiago del Estero con más de 150 clases públicas- y el gran paro en los colegios Buenos Aires y Carlos Pellegrini, demuestran el apoyo creciente de docentes y de los estudiantes junto a la Fuba. Sobre esa base y, si no se conquistan los reclamos, ya se resolvió organizar para la semana del 10 de abril, una jornada de todo el día llenando la Plaza de Mayo de clases públicas en defensa del salario y la universidad pública.


 


Frente al paro del 6 de la CGT se lo caracterizó como tardío, dominguero y al margen de un plan de lucha. Por eso resolvimos impulsar movilizarnos junto al clasismo y sectores antiburocráticos ese mismo día.


 


Por último la asamblea repudió los dichos del ministro Bullrich en Holanda acerca del nazismo y votó solicitar su renuncia.


 


Previo a debatir el plan de lucha se realizó la asamblea que eligió la junta electoral para las elecciones que se realizarán del 5 al 9 de junio. Con la presencia de dos inspectores del Ministerio de Trabajo y la participación de 143 afiliados se impuso la lista liderada por la Naranja (PO e independientes y dirección de AGD-UBA), integrada también por Comunismo Revolucionario, por 118 votos a 21 de la lista 12 de Mayo (Patria Grande/Mella) que demostró así su retroceso respecto del año 2014. No es menor esta votación. Como quedó explícitamente planteado en la asamblea anterior cuando la 12 de Mayo perdió por arrasadora mayoría marchar el 24 con el kirchnerismo, lo que se dirime en la elección de AGD es la continuidad de una dirección independiente de los gobiernos patronales, sus rectores y decanos o la subordinación del sindicato a la acumulación del “volveremos”. Vale señalar que una vez más se constató el vaciamiento y la espalda que da la izquierda al fortalecimiento de sindicatos clasistas. De las distintas agrupaciones que militan en la universidad, sólo concurrieron dos compañeras del MST, que se abstuvieron, y un compañero del PTS, que también en una de las votaciones prefirió no tomar partido entre el clasismo y La Mella.


 


Queda por delante la profundización del plan de lucha y continuar organizando a los docentes universitarios para que la AGD siga siendo parte de los sindicatos combativos que impulsamos y construimos el paro activo nacional para quebrar este ajuste.