18/07/2002 | 763

Dos meses en la calle junto al Polo Obrero

El pasado 3 de mayo, con las primeras luces del día, se hicieron presentes 200 policías de Infantería y Montada para ejecutar la orden de desalojo librada por el juez Bravo. El dueño del lugar es un militar retirado, ex funcionario municipal de la época de la díctadura.


Los vecinos ubicados en 27 lotes en Mitre al 3400, de la localidad de José Mármol, fueron expulsados de sus casas. Los militantes del Polo, junto al Dr. Matoso, impidieron el desbande y denunciaron ante los medios que se omitieron las presentaciones de la defensa. Se organiza una marcha a la Intendencia para exigir que se impida el desalojo y se denuncia la estafa contra los vecinos realizada por Manuel Juárez, ex concejal del PJ, utilizando información provista por la Dirección de Tierras de la Municipalidad.


La intendenta Eve Maruco, del PJ, y los concejales del PJ y la UCR ni intercedieron ante el juez ni otorgaron asistencia a las familias en la calle. Se organizó, entonces, una carpa del aguante; los vecinos se acercaron con alimentos y firmaron petitorios en contra del desalojo; la Asamblea de Adrogué y estudiantes del Colegio Nacional N° 41 acercaron su solidaridad.


La carpa y la olla popular se mantienen.


Desde el desalojo, la demolición de las casas con topadoras, la amenaza de represión inminente, las marchas al municipio, el firme planteo de los reclamos ante la intendenta, Maruco, la participación en movilizaciones con las asambleas, el Congreso Nacional del Polo Obrero, la Asamblea Nacional Piquetera y el plan de lucha, los «vecinos desalojados de Mármol» se integran al movimiento piquetero, por una verdadera Ley de Expropiación de Tierras y por que se vayan todos.

También te puede interesar:

Miles de familias trabajadoras no cuentan con servicios esenciales.
Un nuevo desalojo en manos de la policía bonaerense y el gobierno de Kicillof.
Movilicémonos a la audiencia pública el 27 de noviembre en la Legislatura Porteña.
A los trabajadores que ocupan tierras, palos y represión; a los empresarios y funcionarios y usurpadores se los premia.