06/03/1997 | 529

Editorial Atlántida: Basta, basta, basta

Atlántida ha decidido arrojar a la calle a 330 familias gráficas –más 59 de prensa– con el pretexto del cierre del taller.


La realidad es que han montado otro taller, en vías de ampliación, llamado «Atlántida y Cochrane», en el que planean realizar todos los títulos que nosotros hacemos: Gente, El Gráfico, Para Tí, Billiken, Tele Click, Conozca Más, Chacra, Plena, Negocios, etc., además de numerosos trabajos de terceros. Las revistas se hacen y se seguirán haciendo.


¿Qué es esto entonces?


Una «reconversión» para tomar personal con salarios de hambre, contratados y flexibilizados. Una apertura disfrazada de cierre. Una maniobra para obtener súper-ganancias que sólo la íntima relación de los Vigil con el régimen de Menem puede presentar como «recurso de crisis», cuando se trata de un multimedios en plena expansión.


Se asocian al inversor extranjero para colocar moderna maquinaria offset, pero no quieren trabajadores gráficos con salarios dignos, que hacen respetar el convenio gráfico y sus especialidades.


Quieren terminar con 13 años de organización y de lucha que constituyen un bastión para el gremio gráfico, para la defensa de nuestro convenio.


Hemos decidido luchar, compañeros. Para romper esta maniobra, para quebrar la estafa del «recurso de crisis» avalado por el Ministerio. Luchar para salvar de la masacre civil de la desocupación a 400 trabajadores cuyo producto se seguirá haciendo.


La anunciada tercerización esconde imponerles a los futuros trabajadores las 200 horas mensuales movibles, algo que intentan desde julio del año pasado en el taller paralelo «A» y «C».


Por todo esto, les planteamos acompañar nuestra lucha no realizando las revistas de Atlántida en ningún taller del gremio. No se trata sólo del clamor de quienes defienden lo único que tienen, su puesto de trabajo. No es mera solidaridad, es un llamado a la lucha común de un gremio que no tiene ya hacia dónde retroceder. Contra el intento de que desaparezcamos como clase obrera. Alguna publicación podrá ir a Chile y se demostrará que necesitamos la unidad de los gráficos del Mercosur y de América Latina. Pero la mayoría de las revistas no, los cierres calientes no podrán hacerse fuera de Buenos Aires.


Que ninguna revista de Atlántida se les robe a quienes las vieron nacer y crecer en su máquina, trabajadores de hasta 40 años de actividad.


Invitamos a las Comisiones Internas, cuerpos de delegados y trabajadores al Acto Público que realizaremos frente a la Planta el jueves 5 a las 18 horas.