05/08/2021

El 23 de agosto los repartidores volvemos a las calles por aumento y derechos laborales

Resoluciones de la Asamblea Nacional de Trabajadores de Reparto.
Agrupación ATR

El lunes 2/8 más de cuarenta repartidores acreditados nos reunimos en la Asamblea Nacional de Trabajadores de Reparto (ANTR). Las intervenciones de los compañeros y compañeras dieron cuenta nuevamente de lo que implica la precariedad laboral en una empresa de plataforma. Despidos con bloqueos arbitrarios, falta de discusión paritaria frente al aumento de precios y la nafta, «recompensas» de rendimiento que llevan a accidentes y muertes, descuento de seguros que luego no pagan, y así un sin fin de cuestiones que retrataron nuestro día a día. El sueño de la «independencia» y «autonomía» que venden a la juventud se cae a pedazos, porque las ganancias siderales que acumulan Rappi o Pedidos Ya no tiene otra base que la de su naturaleza capitalista: la explotación a decenas de miles de trabajadores actualmente no reconocidos como tal.

La conclusión general fue que había que salir a organizarse y luchar por un aumento inmediato que recomponga nuestro ingreso, contra los bloqueos y por derechos reconocidos en la Ley de Contratos de Trabajo.

Por eso la primer moción votada de forma unánime fue la de movilizar el 23 de agosto hacia los Ministerios de Trabajo con estas reivindicaciones, frente a la complicidad de este fraude laboral del cual hacen gala los gobiernos como el de los Fernández y Kicillof de igual forma que los Larreta o Schiaretti. En este mismo sentido, se votaron pasos concretos para poner en pie un sindicato nacional único y antiburocrático de los repartidores, cuestión sobre la que volveremos más adelante. Hacemos mención de los pronunciamientos contra la xenofobia y agresión contra inmigrantes como Ángel Osuna, por el triunfo de las luchas obreras, especialmente la huelga de repartidores del 11 de septiembre en Brasil y la libertad a Mengzhu y Galo, organizadores del movimiento y presos políticos en China y Brasil respectivamente.

 

El desafío de la ANTR

Desde la Agrupación de Trabajadores de Reparto saludamos este intento por volver a poner en pie un organismo que durante el año pasado había jugado un papel importante de lucha y referencia de un activismo antiburocrático. Su convocatoria era una necesidad frente a la profundidad del ajuste y el movimiento de lucha que hemos visto fluir y refluir durante el último período. Lo hemos hecho con un método acordado entre las organizaciones y en el que ATR había insistido en anteriores oportunidades y que está vez pusimos en práctica, estableciendo un criterio muy elemental de demostración de trabajo en las apps para acceder al ingreso. Se trata de un criterio de carácter político, frente a la liquidación que había supuesto la tendencia a transformar la ANTR en una disputa de aparato durante el año pasado. Para ello, se conformó una comisión abierta a agrupaciones e independientes que quisieran tomar parte de esta fiscalización.

Sin embargo, se trata de una condición necesaria pero no suficiente para asegurar un desarrollo adecuado de la ANTR a la cual le está reservado el desafío de convertirse en la expresión del frente único conjunto de los repartidores que se referencian en el campo de la lucha anti patronal, donde sabemos que existen numerosos debates y una maduración que debemos ir siguiendo cuidadosamente. El camino que ATR propone a la Asamblea es muy simple: tomar las reivindicaciones que emergen realmente del movimiento nacional e internacional y poner en pie campañas comunes y acciones de lucha; avanzar en la conformación de asambleas locales allí donde sea posible; a partir de ganar una autoridad en este proceso darnos tareas de orden más estratégico. Esta vía debe abrir paso a una superación progresiva de la situación actual de un polo valioso del sector más consciente, pero que aún sigue siendo minoría en la casi totalidad de las ciudades.

Sindicato: cómo, cuando, para qué

En línea con lo anterior, el planteo de levantar un sindicato, no debe estar reñido con la propia dinámica de la asamblea y sus tareas, o incluso con su continuidad. Esto es lo que sucede cuando se confunde la perspectiva, correcta, y que hemos refrendado en las asambleas, con la desesperación por un sello sindical para colocarlo como apéndice de tal o cual corriente política. Como habíamos adelantado, este fue el curso que tomó la JTP, que se lanzó a presentar su sindicato y han perdido el eje de la lucha por reivindicaciones, que se expresarían naturalmente en una organización representativa y anclado en una experiencia de masas, para pasar lisa y llanamente a una política de autoconstrucción. Por eso es que posterior a la asamblea a la cual a último momento se negaron sin explicación a participar -tal vez por resultarles desfavorable el criterio de acreditación- lanzaron una serie de ataques bajos contra la misma que expresan claramente una ruptura con la misma.

La campaña por un sindicato único, con la que acordamos, no puede ser sólo de índole administrativa (firmas, presentación, estatuto provisorio, dirección provisoria). Requiere, como volvemos a recalcar, de una maduración que debe producirse en conexión directa con la organización real de la lucha por reivindicaciones, que permita hacer frente a la fuerte presión antisindical de la clase capitalista y el repudio a la burocracia sindical. Con DVT y La Red sostenemos esta divergencia de método, que se expresa en que hemos rechazado su propuesta de constituir formalmente el sindicato este 16 de agosto, un tiempo sumamente escaso incluso para definir aspectos técnicos en el que también desearíamos involucrar a una vanguardia más amplia y de otras corrientes que quisieran presentarse. Este apresuramiento, tiende también a disolver la concentración en la acción del 23 a la que ATR apostará a desenvolver una enorme campaña de difusión.

Conclusiones

La puesta en pie nuevamente de la ANTR enfrenta distintos desafíos que hemos expuesto. Reivindicamos la unidad de los que luchamos contra la explotación de las apps, única forma de hacer frente a la competencia a las que nos someten entre nosotros en esta forma ultra precaria en todo el mundo. Llamamos a los repartidores a organizarse y acompañar las campañas votadas por la Asamblea.

También te puede interesar:

La necesidad de una nueva Asamblea Nacional.
No se plantea el pase a planta, la discusión de un convenio colectivo de trabajo y los repartidores no verán ni un centavo de lo que recaude el gobierno provincial.
Mensajes desde Chile, Paraguay, Ecuador, Colombia, México y EE.UU.
Desde los mártires de Chicago a la lucha internacional contra la precarización y el reconocimiento laboral.