04/07/1996 | 501

El ‘chancho’ también perdió en Mercedez Benz

La política de traición de la directiva del Smata ha tenido su correlato en el último año en la Mercedes Benz: cientos de suspensiones y más de 150 despidos de la ‘tercerizada’ ZF. La burocracia, consciente del repudio creciente entre sus afiliados, montó una parodia de elecciones de comisión directiva, convocada por solicitadas en los diarios, pero la fábrica no fue notificada hasta la tarde del día anterior a la votación. De esta manera, los compañeros de los primeros turnos de la mañana se encontraron con la novedad el mismo día de la elección. La CI resaltó la importancia de votar “aunque haya lista única”. La respuesta no se hizo esperar: muchos compañeros no fueron a votar y es cada vez más oído el rumor de un masivo voto en blanco, instalado sobre todo entre los compañeros de ZF.


Frente a este panorama cabe preguntarse: ¿A quién representa esta burocracia? Rodríguez y sus secuaces son una ficción de dirección, que suma ‘pies de barro’ a la descomposición existente en su ‘cabeza’.


En esta nueva ciencia del ‘Poder Ficción’, la Comisión Interna decidió no correr el riesgo y se autoprorrogó el mandato por dos años más sin convocar a elecciones.


El panorama coloca frente a un gran desafío a los trabajadores. La inminente puesta en marcha de la nueva planta, plantea que la patronal quiera discutir nuevas condiciones de trabajo, o lo que es lo mismo, cómo se implementa el convenio Fiat-Smata en Mercedes Benz. Los compañeros más antiguos creen que serán utilizados para formar operarios jóvenes y luego pasar a retiro; los más jóvenes ven amenazadas sus conquistas actuales; el inminente traslado de la planta ZF a San Justo, y por lo tanto su separación de MB, amenaza con la pérdida de conquistas a sus obreros. Hoy, más que nunca, es necesaria una nueva dirección que esté a la altura de esta situación, para poner freno a la sangría patronal.


Fuera el convenio Fiat-Smata.


Ni un solo despido más en ZF.


Reincorporación de todos los suspendidos.


Fuera la rebaja salarial.


Incorporación de nuevo personal en igualdad de condiciones.


Respeto de todas las categorías y antigüedad.


Que los trabajadores de ZF pasen a San Justo en igualdad de condiciones.


Por una nueva dirección, inmediata convocatoria a elecciones de delegados y Comisión Interna, bajo control de una comisión elegida en asamblea y representantes de organizaciones obreras independientes.

También te puede interesar:

Un acuerdo del que se vale el intendente Sanzio para hacer campaña y que fue facilitado por la burocracia del Smata.
Se encuentra demorado en la comisaría el secretario gremial de SMATA Rosario.
Una crisis que muestra la inviabilidad capitalista.
Asambleas y plenarios de delegados para rechazar este recorte y la entrega de la UOM.