25/10/2014

El desmantelamiento de Emfer y Tatsa

Luego de meses de lucha contra el cierre de la planta de Migueletes, con ocupaciones y cortes de la General Paz, los trabajadores de Emfer y Tatsa han recibido una propuesta del gobierno que implica el desmantelamiento del taller.


Luego de meses de lucha contra el cierre de la planta de Migueletes, con ocupaciones y cortes de la General Paz, los trabajadores de Emfer y Tatsa han recibido una propuesta del gobierno que implica el desmantelamiento del taller. En la última etapa, el ministerio de Trabajo venía pagando los salarios quincena tras quincena y el problema de fondo se mantenía sin resolución alguna. Los talleres de reparación y fabricación de trenes y colectivos permanecieron inactivos, en un cuadro donde el acuerdo entre el gobierno y China  incluye desde la compra de trenes hasta de durmientes para toda la red ferroviaria. El vaciamiento de Emfer y Tatsa lleva años de la mano del grupo Cirigliano, uno de los responsables de la masacre de Once y dueño de Ecotrans, cuyos trabajadores se encuentran en lucha contra el vaciamiento de las líneas de colectivos de la zona oeste.


 


La propuesta del gobierno nacional es la relocalización de los trabajadores en las diferentes líneas del ferrocarril. Una asamblea definió mayoritariamente darle curso a esta propuesta, y comenzar una negociación sobre las condiciones del traspaso. Sólo un grupo reducido de trabajadores mocionó continuar la lucha por la estatización. El respeto a la antigüedad, y la integración mayoritaria de los compañeros al ferrocarril Sarmiento, son elementos que forman parte de la negociación que se encuentra en curso.


 


Con este desenlace, el gobierno no sólo apunta a desmantelar los talleres de Emfer y Tatsa, sino también  disolver al cuerpo colectivo de trabajadores que en varias oportunidades enfrentó al aparato represivo del estado, ocupó la planta y defendió la  permanencia en los talleres. Muchos compañeros de Emfer y Tatsa se encuentran procesados por su actividad gremial.


 


 


Balance 


 


Se ha llegado a este punto luego de un proceso de desgaste, donde el movimiento de lucha se privó de desarrollar a fondo una campaña por la estatización de Emfer y Tatsa. Una campaña con movilizaciones, apuntando al centro del poder político, hubiera obtenido una enorme simpatía entre el conjunto de los trabajadores, contraponiendo la necesidad estatizar estos talleres estratégicos a la política de vaciamiento del gobierno kirchnerista


 


Los compañeros de Emfer y Tatsa contaron con un proyecto elaborado por las bancas del frente de Izquierda, refrendado por la asamblea, para colocar en el Congreso y en toda la opinión pública la lucha por la estatización. Un sector del kirchnerismo instó a los compañeros a que este proyecto, apenas modificado, fuera  presentado por las bancas kirchneristas, con el argumento de que así “iba a tener viabilidad”. Esto sólo sirvió para que los K durmieran la iniciativa en el Congreso, y bloquearan el desarrollo de un movimiento independiente que tuviera como norte estratégico la estatización de estos talleres.


 


Incluso los compromisos de “relocalización ordenada” de los compañeros están por verse: en las últimas horas, los trabajadores encontraron cerrada la fábrica. Es evidente que el grupo Cirigliano, apoyado en la habilitación de la quiebra de TBA, apunta a cerrar el conflicto en Emfer y Tatsa y a desentenderse de las indemnizaciones correspondientes por el cambio de razón social. 


 


En este cuadro, los trabajadores retomaron la ocupación del predio y cortaron la General Paz, y se iniciaron  negociaciones con el ministerio de trabajo y la secretaría de transporte para que se cumplan los ofrecimientos de traslados inmediatos. 


 


El desmantelamiento de Emfer y Tatsa es el fracaso completo de la tan mentada “reconstrucción de la burguesía nacional”, a costa de la malversación de subsidios millonarios. Junto con los compañeros de Emfer y Tatsa seremos protagonistas de la recuperación de los recursos nacionales para ponerlos en manos del conjunto de los trabajadores.

También te puede interesar:

Pobreza, ajuste y pandemia. Panorama político de la semana.
Se darán a conocer los postulantes para cubrir los juzgados de primera instancia 6 y 10 donde se tramitan causas de alto impacto político.
Kicillof, Massa y Sergio Berni "manejan el patrullero". 
Una trayectoria con denuncias de negociados, corrupción y narcotráfico.
Nuevamente exigió bajar la edad de imputabilidad.
Los servicios de inteligencia dominan la Justicia bajo todos los gobiernos.