Sindicales

4/11/2004

|
875

El MST con Caro

El abogado riquista Luis Caro, asesorado directamente en este aspecto por los militantes del MST, hizo expulsar de una asam­blea obrera (con la reticencia de muchos trabajadores) a compañe­ros del PO que estaban militando en forma solidaria con el conflic­to. Por el delito -según el propio Caro- de que el PO lo ha critica­do por su intervención en diversos conflictos de fábricas ocupadas.


Quiere instalar ahora esta ‘me­todología’ en el Hospital Israelita, de la mano cómplice del MST.


El Polo Obrero hizo una colec­ta en bus comedores populares pa­ra enviar una camioneta de ali­mentos a los trabajadores en lucha del hospital, que hace diez meses no cobraban sus salarios. Y viene desarrollando un trabajo solidario de agitación en los hospitales y clí­nicas del gremio de la sanidad y en la zona de Flores-Floresta.


La trayectoria del PO y de sus agrupaciones en la lucha del Israe­lita es incuestionable. Algunos de sus dirigentes fueron despedidos por encabezar la resistencia al va­ciamiento patronal. En julio último,


en las recientes elecciones del gre­mio de la sanidad fuimos agredidos brutalmente por la burocracia Ce­leste de Atsa. También entonces la burocracia adujo, en ‘nombre’ de los trabajadores (que son los que final­mente la destituyeron por antiobre­ra y propatronal), que éramos ‘infil­trados políticos’. Cuando estábamos ejerciendo el derecho a hacer llegar nuestras posiciones como portavo­ces del frente opositor Blanca-Bor­dó que integrábamos en las eleccio­nes del gremio. En aquella oportu­nidad, toda la lista (incluyendo al MST) repudió el macartismo antiobrero y antisindical de la Celeste.


El MST de Vilma Ripoll repro­duce ahora esta política macartista tomándose de la mano con Luis Caro, con quien ha estable­cido una alianza política que tras­ciende al Hospital Israelita.


Llamamos a la militancia del MST y de todas las corrientes obreras y de izquierda a repudiar el patoterismo sin principios de los que quieren acallar la demo­cracia de los trabajadores.