24/06/2005 | 905

El pacto Kirchner – CTERA: Caracterización correcta y respuestas nerviosas

Tribuna Docente caracterizó el paro de la Ctera del 20 de mayo como patronal y oficialista en sus objetivos (Ver PO Nº 900 y sucesivos). Decíamos allí que la huelga salteña había colocado como primer punto de la agenda docente la cuestión de la lucha por el salario básico de 800 pesos. Que la Ctera, al igual que el Ministerio de Educación, iniciaba un feroz operativo para tratar de cambiar la agenda y desviar la lucha salarial detrás de otro programa, cuyo contenido es exactamente el contrario. Allí aparece con toda pompa el impulso de una “ley de Financiamiento Educativo”. Denunciamos en el volante repartido por TD en la marcha del 20/5, que el objetivo de la ley de financiamiento educativo no era el aumento del salario docente, ni de las becas para los alumnos, sino un eufemismo para disimular nuevos ataques privatizadores y clericales sobre la educación y su presupuesto.


Decíamos que para poder imponer este cambio de agenda iban a tener que recurrir a los métodos de los docentes que luchan por el salario. Así como la Ctera no convocó un paro (y se ufanó de ello) durante dos años y medio, a pesar de tremendas y heroicas huelgas provinciales como Entre Ríos, Neuquén y Santa Cruz, el año anterior, y Salta y Río Negro, Chaco y Neuquén este; de la misma manera que no convocó a un paro frente a la feroz represión a los docentes salteños del 1 de abril, y frente a la represión a los docentes y estatales neuquinos se limitó a un mini acto frente a la Casa de la Provincia de Neuquén y a declarar a Sobisch “persona no grata” (calculamos que Sobisch hace días que no puede dormir preocupado por esta resolución… ), sí convocó un paro para defender una ley impulsada por el gobierno, o sea que la Ctera convocó un paro a favor de un proyecto oficialista, que beneficia a las patronales. Resumen: paro patronal y oficialista en su convocatoria y programa.


El paro fue masivo en todo el país con excepción de algunas pocas provincias. Una de ellas fue Salta, donde los docentes luego de 47 días de huelga en absoluta soledad, no dudaron en rechazar el objetivo del paro y el paro mismo.


En el resto de las provincias los docentes pararon por aumento salarial. Por aumento salarial. La docencia le colocó su propio programa al paro, no se subordinó al de la dirección de la Ctera. Ese fue el contenido de la impresionante columna de las seccionales opositoras del Suteba, de Amsafe y de Neuquén en la marcha del 20/5, reclamando luchar por 800 pesos de básico nacional. Yasky tuvo que continuar el cambio de eje, ahora diciendo que hay que pedir 1.400 ó 1.500 pesos. Quiere ocultar que aplaudió en el mes de marzo el planteo de 700 pesos de piso, o sea que avaló el salario en negro y arañando la línea de pobreza en todo el país, hace apenas tres meses.


Nuestra caracterización de la Ley de Financiamiento Educativo y del operativo para imponerla fue extraordinariamente precisa. La denuncia, contundente.


No sorprenden entonces las reacciones de la burocracia celeste de la Ctera y sus acólitos, la Azul y Blanca y el PCR.


Sendos volantes de la Celeste-Azul y Blanca de Matanza, de la Celeste de Lomas y del Partido Comunista Revolucionario (7/6), atacan a TD y al PO por denunciar el paro del 20/5 como patronal y oficialista. La acusación es que alentamos la división de las “fuerzas que se vuelcan a la lucha”, con base en mezquinos intereses electoralistas. Con chicanas sobre los docentes de Santa Cruz intentan esquivar la denuncia sobre el programa del paro. Tres volantes editados especialmente, muchas palabras y ninguna mención al contenido de la Ley de Financiamiento Educativo.


En fin, los entendemos muchachos: qué pueden contestar cuando la primera acción para avanzar en los lineamientos de dicha ley, fue una reunión con las cámaras patronales y directorios de distintas empresas, desde IBM a Techint; reunión retratada en toda la prensa de circulación nacional del 1 de junio. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

También te puede interesar:

Docentes y estudiantes, vamos a ponernos de pie.
Para repudiar la medida criminal del gobernador Axel Kicillof de abrir la presencialidad total en las escuelas.
Se suman al reclamo de otras carreras, urge la vacunación y protocolos sanitarios bajo control de estudiantes y docentes.