02/08/2007 | 1003

El pez por la boca muere

Las "cooperativas" truchas
Por Ale


Un conjunto de “entidades” de “cooperativistas” ha presentado una denuncia ante todas las autoridades y reclamado la represión a los trabajadores en negro que reclaman en el puerto de Mar del Plata.


Fecoaport, Capemar, Industrialcoop, etc. exhiben el Código Penal: “toda reunión de personas que se arrogue los derechos del pueblo comete el delito de sedición” (La Capital, 27/7) y por lo tanto debe ser reprimido. Lo rubricaron con… una concentración y un corte de ruta.


Están mostrando la hilacha: ¿las “entidades cooperativas” que dicen representar no son regidas por la democracia interna, las rendiciones colectivas de cuentas y responsabilidades, las asambleas, las votaciones democráticas? Seguro que no.


En las empresas de estos “justicieros” no rige ninguna libertad ni derecho ciudadano, ni sindical. Rige un “estado de sitio” permanente y en algunos casos el “toque de queda”. Manejan sus empresas a punta de pistola, con patovicas y barrabravas. Ahora lo reconocen públicamente: ellos lo llaman “combatir sediciosos”. También lo demuestran con sus acciones en este conflicto: ellos pueden cortar una ruta pero no le reconocen ese derecho a los verdaderos trabajadores. Estos “capangas”, patoteros devenidos en empresarios, deben ser erradicados del puerto. Deben ir presos. La lucha que hoy se está librando amenaza el curro que montaron hace ya hace 15 años. Por eso están nerviosos.


¿Quienes son estos tipos? Algunos son punteros de Kirchner, Solá o Katz; otros son testaferros de Duhalde; otros candidatos de Menem y hasta hay “referentes” de “Lilita” Carrió.


Para que el pueblo de Mar del Plata los conozca. En el puerto ya no engañan a nadie.


Basta de fraude laboral y trabajo en negro. Fuera los capangas de las cooperativas truchas. Por la vigencia irrestricta del Convenio Colectivo del '75.


Por el triunfo de los obreros del puerto.