10/11/1993 | 406

El sigilo de Mary Sánchez

En el mayor de los sigilos, la burocracia que dirige el Suteba preparó un anteproyecto de estatuto. El mismo se dará a conocer, en reunión de delegados, el 16/11; se tratarán sus 96 artículos en una asamblea de afiliados, el 22/11, y se votará en un congreso el día 24/11. Las modificaciones apuntan a sujetar aún más la voluntad de los afiliados, lo que no es poco. Recordemos que el vigente, redactado por las mismas manos y de la misma forma, impide la votación de medidas de fuerza por parte de afiliados que estén con licencia o, por ser suplentes, no estén aún al frente del grado. Exige, además, para esas decisiones, la mayoría absoluta de votos en asamblea.


La burocracia Celeste, de la mano de Mary Sánchez, no puede presentar nada más que derrotas, su autoridad está muy minada y existe un movimiento de autoconvocados de ex-nacionales, donde nunca pudo hacer pie. Si se suma a esto la descentralización económica de la educación que impulsa la “Ley de Educación”, se comprende la necesidad y apuro que tiene la burocracia de ajustar más las riendas. Esto se reflejará en las atribuciones del Consejo Ejecutivo Provincial y en su manejo de los recursos económicos del sindicato.


Es una oportunidad para mostrar a los docentes cómo el Estado y la burocracia tejen normas reglamentarias a su medida, y la necesidad de reagruparse con la consigna de la independencia política del Estado burgués.

En esta nota

También te puede interesar: