28/07/2020

El silencio cómplice de Ctera ante la reforma de las jubilaciones docentes

El ajuste se viene llevando adelante en las provincias y se cocina en la bicameral del Congreso.

El acuerdo paritario sellado entre Ctera y las demás centrales docentes con el gobierno y los ministros tiene consecuencias muy graves para la docencia y la educación.

No solo estableció un aumento salarial del 0%, mostró predisposición para negociar la “vuelta a clases de Trotta” y dio el espaldarazo a la imposición de educación virtual para siempre (como se votó con la modificación del artículo 109 de la Ley de Educación).

También avala con su silencio, sin criticar ni denunciar ante la docencia, la reforma jubilatoria que se está elaborando en la Comisión Previsional Bicameral en el Congreso que ya lleva 11 reuniones y está resolviendo la nueva movilidad (parecida a las anteriores y sin considerar restablecer el 82%) y la modificación de los regímenes especiales -es decir, las 13 cajas provinciales que se mantienen fuera de la Anses.

Ajustes de norte a sur

En el informe que figura en la página de Ctera del 24 de julio, plantean solamente “el rechazo a la reforma jubilatoria de Córdoba y Entre Ríos”. Lloran sobre el cadáver de esas dos cajas provinciales, sobre el hecho ya consumado, cuando no organizaron ninguna protesta, ninguna lucha nacional para defender estas cajas en liquidación.

Pero lo cierto es que no se trata solo de esas dos cajas.

El Instituto de Previsión Social (IPS) de Buenos Aires se encuentra acosado por Axel Kicillof y por su director, Eduardo Santín. Ante el déficit dejado por María Eugenia Vidal e iniciado por Daniel Scioli, la «solución» para ellos no consiste en que devuelvan los fondos sustraídos, sino en retrasar las jubilaciones, cambiar la base del cálculo del haber inicial jubilatorio, pasar algunos monotributistas a planta transitoria bonaerense y… aumentar los montos de los aportes de los trabajadores e incorporar aportes jubilatorios a los ya jubilados.

El IPS en Misiones viene sin pagar el 82% a la inmensa mayoría de los jubilados, ya que aumentó la cantidad de años de aportes para recibirlo.

En Chaco, hay un enorme movimiento por el 82% móvil, ya que hace años que los gobiernos no lo pagan, producto de haber impuesto gran parte del sueldo en negro.

En Santa Cruz vienen arrastrando el incremento del 1% por año no trabajado en la provincia (trabajadores con aportes a otras cajas); se imponen desde 2010 aportes a aquellos jubilados que superen tres salarios mínimos y han tenido que enfrentar los sucesivos intentos de armonizar con Anses -que fueron derrotados en la última pueblada en el 2011, pero que vuelven a estar en la picota. Tierra del Fuego también ha venido sufriendo los embates de la armonización con luchas en los últimos años y peleas por la consideración de los años por zona fría. En el caso de Neuquén, la docencia enfrenta (ahora con un paro de 48 horas) al gobernador Omar Gutiérrez, que planteó en marzo la modificación de la edad y de los aportes de los trabajadores en nombre de un déficit producido por evasión de aportes de las diferentes dependencias gubernamentales. Hoy se reclama, además, que se les pague a los jubilados el Fondo Nacional de Incentivo Docente, algo que ya se había conquistado en la provincia. Santa Fe se encuentra en plan de lucha, con movilizaciones recientes y otras ya planificadas, en defensa del 82% móvil, que por diversas maniobras el gobierno provincial se encarga de no garantizar.

Un silencio sin inocencia

No se trata, insistimos, de situaciones que se transiten solo en las provincias, sino que este ajuste es tema de debate en la bicameral. Ctera no considera la situación jubilatoria de conjunto y las reformas en marcha. Su apoyo al gobierno es explícito, al punto de que acaban de realizar una reunión de la CTA con el presidente Alberto Fernández, con Hugo Yasky a la cabeza, para colocar a esta central a la que pertenece la Ctera al servicio de la política de entrega al FMI, los acreedores internacionales y las exigencias de los capitalistas. La paritaria nacional parió un acuerdo profundo de Ctera con el gobierno: congelamiento salarial, reforma laboral, imposición de la enseñanza virtual y reforma jubilatoria para todos. En contraste, la docencia lucha por mantener vivas las conquistas con paro de 48 horas de Aten (Neuquén); medidas de lucha en la provincia de Buenos Aires de las seccionales de Suteba dirigidas por la Lista Multicolor y concentraciones en IPS durante toda la cuarentena y luego de las vacaciones; trabajadores y jubilados cordobeses ganando las calles; Rosario y la provincia de Santa Fe movilizados defendiendo el 82% móvil; Misiones y Chaco organizándose; Entre Ríos enfrentando a Bordet y rechazando la Ley de emergencia. La lucha por los derechos jubilatorios, por la defensa de las Cajas, por la restitución de los fondos sustraídos por los sucesivos gobiernos, por el 82% móvil sobre el mejor cargo, por la dirección y control de Anses y de las cajas por parte de los trabajadores y jubilados está siendo encarada en todo el país por los sectores combativos conducidos por la Multicolor. La lucha planteada exige que Ctera y los sindicatos rompan con su subordinación al gobierno y a su política antieducativa.

También te puede interesar:

Declaración del Frente de Izquierda Unidad.
Para defender los haberes y enfrentar las reformas regresivas de los gobiernos.
Vamos por una gran asamblea provincial docente autoconvocada.
Ante la falta de una ambulancia, un hombre de 96 años debió ser trasladado por un vecino.